La opción de ‘No rastrear’ que tienen activada millones de personas en su navegador, no hace nada

Cuando te metes en la configuración de privacidad de tu navegador, existe una pequeña opción para activar la función “No rastrear”, que enviará una solicitud invisible en tu nombre a todas las webs que visites y les indicará que no te rastreen. Una persona razonable podría pensar que habilitar esta opción evitará que una página porno realice un seguimiento de lo que miras, o evitará que Facebook recopile las direcciones de todos los lugares que visitas en Internet, o evitará que rastreadores de terceros de los que nunca has oído hablar te sigan de página en página.

Según una encuesta reciente realizada por Forrester Research, una cuarta parte de los adultos estadounidenses marcan la opción “No rastrear”–‘Do Not Track’(DNT) en inglés– para proteger su privacidad. (Nuestras propias estadísticas de Gizmodo Media Group muestran que el 9% de los visitantes lo tienen activado). Sin embargo, tenemos malas noticias para los que lo utilizan: esta opción es como la crema solar en aerosol, un producto que te hace sentir seguro mientras hace poco para protegerte realmente.

“No rastrear”, como había sido imaginado en un primer momento, iba a ser una especie de lista de “No llamar” para Internet, lo que ayudaría a liberar a las personas de los molestos anuncios dirigidos y la recopilación de datos. Pero solo un puñado de webs respeta la solicitud, los más destacados son Pinterest y Medium. (Pinterest no utilizará datos externos para dirigir los anuncios a un visitante que eligió no ser rastreado, mientras que Medium no enviará tus datos a terceros). La gran mayoría de las webs, incluido esta, lo ignoran.

Esta opción está en casi todos los navegadores

Yahoo y Twitter inicialmente dijeron que lo respetarían, pero luego decidieron dejar de hacerlo. Los sitios más populares en Internet, desde Google y Facebook hasta Pornhub y xHamster, nunca lo respetaron en primer lugar. Facebook dice que aunque no respeta el DNT, sí “proporciona múltiples formas para que las personas controlen cómo usamos sus datos para publicidad”. Desde Google y con algo de ironía tenemos a Chrome, que ofrece a los usuarios la posibilidad de desactivar el seguimiento, pero Google luego no cumple con lo prometido, incluso Google lo añadió a su página de soporte el año pasado. Un portavoz de Google dice que Chome les permite a los usuarios “controlar sus cookies” y que también pueden “optar por no recibir anuncios personalizados a través de laAdsettings y de AdChoices”, lo que hace que el usuario no tenga “anuncios orientados en función de ciertos intereses”.

Existen otras opciones para las personas que se sienten molestas por los anuncios invasivos, como una especie de cláusula de exclusión algo oscuraofrecida por una alianza de compañías de publicidad online, pero solo impide que las empresas de publicidad dirijan sus anuncios en función de lo que saben de ti, no que recopilen información tuya a medida que navegas en internet.

Se trata, en muchos aspectos, de un experimento fallido”, dijo Jonathan Mayer, profesor asistente de informática en la Universidad de Princeton. “Deberíamos preguntarnos si es el momento de considerarlo un fracaso, seguir adelante y retirar esta función de los navegadores web”.

Esto es algo conflictivo para Mayer, ya que pasó cuatro años de su vida ayudando a que esta aplicación viera la luz.


¿Por qué tenemos esta opción sin sentido en los navegadores? La razón principal por la que “Do Not Track”, o DNT, como lo llaman algunos, se convirtió en una herramienta inútil es que el gobierno se negó a intervenir y otorgarle cualquier tipo de validez legal. Si un vendedor de teléfonos se salta la lista de ‘No Llamar’, puede ser multado, pero no hay penalización por ignorar la orden de no rastrear.

Usuarios que visitan las páginas de Gizmodo Media Group y tienen activado el DNT

En 2010, la Comisión Federal de Comercio respaldó la idea del DNT, pero en lugar de obligar a su creación, el gobierno de Obama invitó a la industra a solucionar el problema a través de un “proceso de múltiples partes interesadas” supervisado por el W3C, una organización internacional no gubernamental que desarrolla estándares técnicos para Internet. Terminó siendo una idea terrible.

Los tecnólogos rápidamente crearon el código necesario para habilitar la opción de “No rastrear”, haciendo que el navegador envíe una señal “DNT: 1″ junto con otros metadatos, como la máquina que usa el navegador y la fuente que se muestra. . Era una herramienta similar a “robots.txt”, que se puede insertar en el HTML de una página web para indicar a los motores de búsqueda que no indexen esa página para que no se muestre en los resultados de las búsquedas. Sin embargo, no pudieron llegar a un acuerdo sobre lo que un sitio web debería hacer en respuesta a la solicitud. (El W3C dio una recomendación sobre qué deben hacer las páginas web cuando un navegador envía la señal: no recopilar sus datos personales, o dejar de identificarlos si es necesario, pero las compañías que recopilaban estos datos nunca lo aceptaron como estándar)

La opción de no rastrear podría haber tenido éxito si hubiera habido algún incentivo para que la industria tecnológica publicitaria llegara a un consenso con los defensores de la privacidad y otras partes interesadas” dijo Arvind Narayanan, profesor de la Universidad de Princeton y uno de los tecnólogos que estuvo en esa negociación. “Alrededor de 2011, la amenaza de la legislación federal los llevó a negociar. Pero poco a poco, esa amenaza desapareció. De hecho, esas negociaciones demostraron ser útiles para la industria, ya que crearon la ilusión de que estaban autorregulándose, y mientras estaban evitando la propia regulación”.

El mayor obstáculo fueron los anunciantes, que no querían renunciar a los datos y a suculentos ingresos; insistieron en que el DNT “mataría el crecimiento online” y frenaron el proceso.

Para demostrar su apoyo teórico al DNT, o quizás para tener mejor prensa, Google, Microsoft, Apple, Mozilla y otros comenzaron a ofrecer la opción “No rastrear” en sus respectivos navegadores, pero sin un consenso en torno a la respuesta de la señal DNT: 1, estos navegadores solo están hablando de privacidad para nada.

Es realmente triste que las empresas no escuchen a sus usuarios y pongan pretextos débiles y engañosos para no respetar su elección de privacidad”, dijo Andrés Arrieta, project manager de tecnología en Electronic Frontier Foundation, que intentó en 2017 devolverle la vida al DNT estableciendo un nuevo estándar para lo que deberían hacer las páginas web cuando ven que alguien envía la señal DNT: 1. (y todos le ignoraron).

Hubiera sido mejor para Internet si el DNT hubiera funcionado. Era la mejor opción: los usuarios podían marcar sus preferencias y las páginas web las cumplirían”, dijo Mayer por teléfono. “La alternativa es bloquear anuncios y bloquear cookies, que es hacia donde ha virado la conversación. En un mundo sin DNT, el bloqueo de anuncios ha triunfado”.

Cada año, más personas utilizan adblockers, para disgusto de las páginas web, lo que hace que los editores establezcan muros de pago y supliquen a las personas que desactiven los bloqueadores de anuncios. (Incluso nosotros también lo hacemos). Apple y Mozilla están construyendo herramientas en sus navegadores para bloquear el seguimiento de terceros; y en Firefox, estará por defecto.

Dennis Buchheim, vicepresidente senior del grupo de publicidad online Tech Lab de IAB, dijo en un comunicado que la DNT, como fue diseñada, era un instrumento demasiado directo y no permitía a los usuarios “eximir a sus sitios de confianza, limitando a los usuarios a todo o nada”. Se refiere a los sistemas anti-rastreo de Apple y Mozilla como “una evolución pobre pero lógica de las intenciones de la DNT” y espera un “enfoque colaborativo” que involucre a los usuarios.

Mientras tanto, el seguimiento es cada vez más intrusivo y se extiende al mundo real, con teléfonos que emiten ultrasonidos y Google rastreando la ubicación de los usuarios de Android a pesar de que hayan marcado lo contrario en sus preferencias. Al no dar a la gente una opción real sobre estos rastreos, internet permanece bloqueado en una lucha por la privacidad, y constantemente se crean nuevas herramientas y métodos para tratar de inclinar la balanza a uno u otro lado. Mientras tanto, los legisladores en Estados Unidos continúan con sus conversaciones vacías sobre la aprobación de una ley federal de privacidad para regular el intercambio de datos.


¿Y qué hacemos ahora que todos consideran el DNT como un experimento fallido? Al menos un navegador está considerando deshacerse de esta opción.

Mozilla ha sido un firme partidario del concepto del DNT, pero estamos decepcionados por lo poco que ha sido adoptado en la industria”, dijo Peter Dolanjski, jefe de producto en Firefox. “Por eso hemos anunciado planes para elaborar un conjunto más sólido de protecciones predeterminadas que no dependen de que los sitios decidan de forma independiente si respetan lo que diga el usuario. Evaluaremos qué hacer con el DNT a medida que implementemos estas protecciones”.

Algunos piensan que no hay que abandonar el DNT en caso de que algún día se de el poder necesario para hacer algo.

Hemos visto que los usuarios si marcan esta opción, y son las empresas las que ignoran millones de solicitudes de privacidad”, dijo Aleecia McDonald, profesora asistente de la Universidad Carnegie Mellon, que ayudó a supervisar el proceso del DNT.

En otras palabras, tenemos una herramienta que funciona para decirle a Internet que una persona quiere más privacidad. El problema es que las compañías que dominan Internet no hacen caso.

Gabe Weinberg, el fundador del motor de búsqueda DuckDuckGo, que no rastrea a ninguno de sus usuarios, parece haber dado con el dedo en la llaga. Piensa que, a menos que se apruebe una ley federal que “otorgue algunas competencias legales a la opción de no rastrear, deberían eliminarla de todos los navegadores porque si no es engañosa y da a las personas una falsa sensación de seguridad”.

Hasta que eso suceda, ten en cuenta que marcar la opción de “No rastrear”, no está haciendo nada para protegerte a menos que estés navegando por Pinterest. Una cosa es pedirles que te dejen solo, y otra muy distinta es que te hagan caso.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.