Las futuras misiones a Europa se toparán con un inconveniente inesperado: cuchillas de hielo

La famosa frase de 2010: Odisea Dos sobre no aterrizar en Europa ha resultado inesperadamente profética. Un nuevo estudio publicado en Nature Geosciencealerta de un problema inesperado para las futuras misiones que intenten posarse sobre la luna de Júpiter: el terreno está sembrado de cuchillas de hielo.

Las conclusiones del estudio no se basan en observación directa, sino en modelos computerizados a partir de los datos geológicos y climatológicos que conocemos de Europa. En nuestro planeta es raro encontrar superficies de hielo suaves y planas en la naturaleza. Lo normal es que formen abruptos barrancos y picos puntiagudos. En Europa pasa lo mismo, pero a mayor escala. Los datos del estudio indican que el satélite helado reúne las condiciones perfectas para la formación de un tipo de cuchillas heladas de metros de altura que sobresalen del suelo y que no son apreciables en las imágenes que hemos tomado con las sondas actuales.

En la Tierra, en algunas regiones de los Andes se dan unas condiciones similares para la formación de esas agujas a las que se conoce como penitentes, pero en Europa pueden alcanzar perfectamente decenas de metros, especialmente en algunas regiones. Un satélite recubierto de agujas y cuchillas de hielo no parece el mejor de los lugares para posar o mover un rover.

Los factores que hacen que la formación de esas cuchillas sea más que probable es el extremo frío y la falta de atmósfera que hacen que el agua se sublime directamente. La perpendicularidad de la luz solar también influye.

Por el momento, la exisrtencia de estas formaciones es solo una hipótesis. Probablemente podamos obtener una prueba más tangible hacia 2022. Ese año la NASA tiene previsto lanzar la misión Europa Clipper, cuya sonda explorará Europa desde más cerca y podrá incluso tomar fotos de su superficie con más detalle. Si se confirma, los datos de este estudio permitirán averiguar que regiones de Europa son las más favorables para que un futuro lander o rover explore el satélite. [Nature Geoscience vía The Verge]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.