PC Chino expulsa a general que se suicidó, procesa a otro

El Partido Comunista de China expulsó a un general que se había suicidado durante una investigación por corrupción e inició un proceso penal contra otro por acusaciones de soborno, en medio de la campaña del presidente Xi Jinping contra la malversación de fondos en las fuerzas armadas.

Según la prensa oficial, Zhang Yang se suicidó en su vivienda en noviembre, un hecho que las autoridades calificaron de acto “despreciable” para evadir castigo.

El anuncio del martes reitera esa apreciación y afirma que Zhang había sido expulsado del partido y póstumamente despojado de su grado militar. Los bienes obtenidos por vías corruptas serán confiscados, agregó.

Zhang era director del Departamento de Asuntos Políticos y de varias comisiones partidistas que supervisaban el funcionamiento del Ejército Popular chino.

El otro general, Fang Fenghui, también fue expulsado y despojado de su grado, informó la prensa estatal. Deberá ahora ser enjuiciado por un tribunal militar por acusaciones de corrupción.

Fang, antes jefe del Estado Mayor del ejército chino, no ha sido visto en público desde el año pasado, poco después de un encuentro con el jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, general de la Infantería de Marina Joseph Dunford, en agosto del 2017.

En sus despachos, la agencia de noticias Xinhua y otros medios de la prensa estatal dijeron que Fang “violó gravemente las normas políticas y disciplinarias del partido” y otras normativas establecidas por Xi. Xinhua dijo que Fang es acusado de otorgar y recibir sobornos y de tener “una gran cantidad” de bienes que no pudo explicar.

“Su influencia es vil, es un degenerado, obsesionado con el dinero”, dijo Xinhua.

El hecho de que se tomó la decisión de expulsar a Zhang incluso después de su muerte demuestra el carácter implacable de la campaña anticorrupción de Xi, que ha acabado con la carrera de decenas de funcionarios desde que asumió el poder a fines del 2012. Xi es también presidente del partido, y este año impulsó una reforma constitucional que le permite permanecer en el poder indefinidamente.

La campaña, bajo la cual más de un millón de funcionarios han sido investigados y cientos de miles han sido sancionados, ha afianzado la autoridad de Xi sobre el partido y sobre el ejército, al tiempo que ha eliminado a potenciales rivales y ha convertido al presidente en el líder chino más poderoso en una generación.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.