Piñera lanza reforma al sistema de pensiones que exige aporte al empleador

El presidente chileno Sebastián Piñera anunció este domingo que enviará al Congreso un proyecto para reformar el criticado sistema privado de pensiones que exigirá de forma gradual un aporte de 4% al empleador, hasta ahora excluido de la fórmula recaudadora.

El derechista cumple así con su promesa de reformar el sistema de pensiones instaurado por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y diseñado por su hermano, José Piñera, al que sólo contribuye con un 10% el empleado y que en promedio produce rentas en torno a los 400 dólares mensuales.

Uno de los pilares de la reforma será “aumentar el ahorro previsional de los trabajadores, mediante el aporte adicional y mensual del 4% del sueldo de cada trabajador, que será financiado por los empleadores”, señaló el derechista en cadena nacional.

El aporte “crecerá en forma gradual, de forma de no afectar nuestra capacidad de crear nuevos y buenos empleos, y en régimen va a significar un aumento del 40% en las pensiones de todos los trabajadores”, agregó el magnate.

Piñera destacó que el país tiene 2,8 millones de pensionados de los cuales 1,5 millones tienen mensualidades tan bajas que necesitan ayuda del Estado -a través de pensiones básicas y aporte solidario- para sobrevivir.

Por tal motivo, se ampliará gradualmente el aporte estatal del 0,8% actual a un 1,12% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que representa un incremento del gasto público cercano a los 1.000 millones de dólares.

“Este fortalecido Pilar Solidario nos permitirá mejorar inmediatamente la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Previsional Solidario en un 10%”, con especial énfasis en mejorar las pensiones de las mujeres.

Además se premiará con aportes estatales a los trabajadores que voluntariamente posterguen su retiro, asegurando que una permanencia adicional de 5 años reditúe en más de 40% el monto de su pensión.

En cuanto a la administración de los fondos, que centra las críticas de la ciudadanía, se permitirá al empleador elegir quien administre el 4% adicional entre “nuevas instituciones”, creadas a partir de la ley, cooperativas de ahorro, seguros de vida o las criticadas AFP (Administración de Fondos de pensiones) que hoy concentran el negocio.

Durante el último año del gobierno Michelle Bachelet (2014-2018) los chilenos se lanzaron a las calles para pedir el fin del sistema de pensiones actual. Al final de su mandato, la socialista mandó al Congreso una reforma que buscaba hacer contribuir con 5% al trabajador.

El nuevo proyecto de pensiones será discutido en un Congreso sin mayoría absoluta

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.