Qué es la marea roja que amenaza con más devastación tras el paso del huracán Michael

Mientras el huracán Michael se dirigía al Panhandle de Florida, agitó las aguas que contenían una especie de sopa tóxica de algas denominada marea roja. Durante meses, esta marea ha estado matando criaturas marinas y transportando toxinas hacia la tierra. Nadie sabe qué consecuencias traerá el paso de Michael.

Cuando hablamos de marea roja nos referimos a un fenómeno que se da con la proliferación de un conjunto de microalgas en cualquier cuerpo de agua en una zona determinada. El efecto que se produce puede ser muy nocivo en otros organismos, y su nombre se debe a que en algunos casos causa lo que se conoce como Bloom de algas, un escenario donde se tiñen las aguas de una tonalidad rojiza debido a los pigmentos que algunos de estos microorganismos poseen.

A estos eventos se les denomina Floraciones algales nocivas (FANs), ya que muchas veces no poseen coloración a la vista de las aguas. ¿La causa? Un sin número de factores ambientales que se producen en el ambiente acuático que consiguen que estos eventos sucedan siendo extremadamente dañinos para otros organismos, incluyendo el ser humano.

Image: Marea roja en California (Wikimedia Commons)

Las mareas rojas de Florida ocurren cuando un tipo de algas llamada Karenia brevis, que comienza en los sedimentos en el fondo del océano en la costa, se vuelve demasiado poblada. Los científicos no saben exactamente qué comienza una marea roja, pero de vez en cuando, las algas comienzan a multiplicarse. Y si estas algas se acercan lo suficiente a la orilla, pueden alimentarse de nutrientes de las aguas superficiales para formar una flotilla masiva que produce neurotoxinas mortales.

Cuando esas neurotoxinas matan a otras criaturas, esa descomposición puede aspirar el oxígeno del océano y también liberar nutrientes, alimentando aún más el crecimiento de algas. Con Michael, la gran pregunta que nadie sabe responder realmente es si la tormenta pondrá fin a la floración, o la alimentará aún más.

La tormenta podría agitar el agua lo suficiente como para romper la proliferación de algas y dispersar las células, cuenta Tracy Fanara, ingeniera ambiental del Laboratorio Marino Mote en Sarasota, Florida. Fanara sospecha que sucederá en el Panhandle, donde el huracán ya ha tocado tierra. Sin embargo, el huracán también podría mover las algas a nuevas áreas que no fueron afectadas previamente, cuenta Ed Phlips, un profesor que estudia fisiología y ecología de algas en la Universidad de Florida.

Image: Marea roja en Japón (Wikimedia Commons)

Además de matar la vida marina, las algas tóxicas pueden causar problemas respiratorios en las personas, especialmente en aquellas con asma. Además, el Panhandle de Florida ya tiene altos niveles de algas tóxicas este año. “Michael podría empujar la marea roja hacia el interior y exponer al problema a toda la población de Florida”, explicaban en Bloomberg.

Una marejada ciclónica o una marea gigante podrían traer marea roja a la tierra”, le dijo a Bloomberg Larry Brand, profesor de biología marina y ecología en la Universidad de Miami.“La toxina entraría en el aire y la gente la respiraría”.

Image: El alga Karenia brevis (Wikimedia Commons)

De ser así, los efectos en la salud son difíciles de predecir porque sería la primera vez que un huracán de esta magnitud golpea a Florida en medio de una marea roja grave. Michael es hoy la tormenta más fuerte que ha golpeado a Estados Unidos desde 1969, más fuerte que los huracanes Katrina y Andrew, y se espera que provoque una marejada ciclónica de hasta 4,3 metros en algunas áreas.

Sin embargo, algunos científicos dicen que las algas morirán poco después de ir al interior. Frank Muller-Karger, profesor de oceanografía biológica en la Universidad de Maryland, le dijo a Bloomberg que la marea roja carecerá de un suministro de nutrientes si se extiende a la tierra. Para Serge Thomas, profesor en Florida Gulf Coast University, el huracán Michael podría reducir el crecimiento de algas si reduce las temperaturas en Florida.

El tiempo dirá si las consecuencias son nefastas o todo se queda en la orilla. Mientras, los investigadores estarán vigilando y monitoreando la marea roja a medida que la tormenta pase por el área. [ScienceAlertBloomberg]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.