SWIFT, ¿preocupado de que China le dé la espalda?

A medida que China desarrolla su propio sistema de pagos nacional para abastecer las necesidades locales, el sistema interbancario internacional SWIFT dejará de tener importancia para su enorme economía. Descubre la contramedida que pondrán en marcha para poder retener a las instituciones financieras de China.

Hoy en día, muchas instituciones financieras de China están experimentando problemas, que no son económicos ni políticos, a la hora de usar el sistema interbancario internacional SWIFT (Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales).

Es que SWIFT no está adaptado al uso de sinogramas. En China se utilizan más que el alfabeto latino para indicar las sucursales de bancos, remitentes y destinatarios. Esta deficiencia del sistema dificulta la implementación de los acuerdos transfronterizos.No obstante, el comercio internacional de China sigue creciendo y la necesidad de poder usar los sinogramas para tramitar pagos aumenta cada día.

Se espera que en la próxima década China incremente considerablemente sus inversiones en los proyectos extranjeros en el marco de la implementación del proyecto la Nueva Ruta de la Seda.

Para sacar provecho de este plan chino, SWIFT decidió facilitar el uso del sistema para las estructuras financieras chinas al adoptar los sinogramas.

Sin embargo, China ya cuenta con un sistema de pagos alternativo llamado CIPS. Este sistema permite transferir pagos transfronterizos en yuanes de manera directa, lo que disminuye los gastos y el tiempo necesario para tramitar las transacciones.

En 2015, 11 bancos locales y 8 extranjeros adoptaron el CIPS en la primera fase de introducción. En 2018, otras 10 entidades financieras se sumaron al sistema.

En el futuro, el CIPS podrá sustituir al SWIFT por completo, aunque esto requerirá mucho tiempo, opina el director del Instituto de Economía Mundial de la Academia de Relaciones Internacionales Modernas de China, Chen Fengying.

“En todo el mundo reflexionan sobre el problema de pagos transfronterizos. La UE, por ejemplo, planea crear un sistema independiente de pagos internacionales para acabar con la dependencia de SWIFT. De esta manera la creación de sistemas propios de pago es una tendencia. Su objetivo es crear canales [de transferencia de recursos] no vulnerables a los factores externos”, explicó el interlocutor de Sputnik.

Según Fengying, lo único que puede hacer SWIFT para no perder a sus usuarios chinos es seguir cooperando con los bancos chinos, que también obtienen ventajas de esta colaboración. Y la adopción de los sinogramas es un paso correcto en este sentido.

“Lo más importante para SWIFT es no ser un instrumento de presión política. En este caso podrá formar parte del nuevo sistema de finanzas que actualmente se está formando en el mundo y en que el peso del yuan irá incrementando”, concluyó.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.