Un volcán acaba de entrar en erupción en Indonesia pocos días después del devastador tsunami

La isla indonesia de Sulawesi se ha convertido en una zona de desastre natural. Después de que un tsunami azotó la isla la semana pasada dejando al menos 1.350 muertos, un volcán ha entrado en erupción.

A principios de esta semana, los científicos pronosticaron que Soputan, un estratovolcán activo en el extremo noreste de la isla, estaba mostrando signos de actividad. El miércoles, envió una nube de ceniza que se elevaba a casi 20.000 pies sobre su cima. Por la noche, la lava corría por los flancos de Soputan. El volcán continúa en estado de alerta de Nivel III, que es un tipo de alerta de “observar y tomar precauciones”, pero no de “evacuación inminente”.

Soputan ha estallado una docena de veces desde el 2000, por lo que no es una sorpresa. Pero justo después de un terremoto que provocó un tsunami, la gente se pregunta si los fenómenos geológicos están entrelazados. La respuesta corta: no lo sabemos, pero parece poco probable.

Podría ser que este terremoto desencadenó la erupción, pero la correlación directa aún no se ha visto”, explicó Kasbani, director de la agencia de mitigación de desastres por vulcanología y geología de Indonesia, que tiene un solo nombre, dijo NBC News.

El volcanólogo de la Universidad de Denison, Erik Klemetti, echó aún más agua fría a la especulación.

Soputan ya había estado inquieto durante meses antes del terremoto y el volcán está a cientos de kilómetros del epicentro del terremoto”, dijo en un correo electrónico. “Entonces, invoco correlación = / = causa en este frente. Indonesia es precisamente eso, geológicamente activo”.

De hecho, Indonesia es una de las naciones con mayor actividad volcánica en el mundo. Las islas que conforman la nación albergan docenas de volcanes activos debido a su proximidad al borde de las placas tectónicas. Eso puede permitir que el magma se filtre desde las profundidades de la Tierra a la superficie con mayor facilidad.

Esta no es la primera erupción que hemos visto en Indonesia recientemente. En febrero, el Monte Sinabung en Sumatra se activó, enviando una nube de ceniza de aspecto extremadamente inquietante que se elevaba sobre el campo. En noviembre pasado, el Monte Agung en Bali también hizo lo suyo.

Por supuesto, tener erupciones regulares es una cosa. Hacer que una erupción siga a un tsunami que ya tiene a la gente al límite es otra muy distinta.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.