7 excepcionales ilustraciones de la anatomía humana de intrépidos científicos de siglos pasados

Antes de que tuviéramos todos esos aparatos que nos permiten grabar imágenes inimaginables del cuerpo humano -por dentro y por fuera y cada vez con más facilidad- el arte y la anatomía iban de la mano.

Cuando todo dependía del ojo y la mano, y la anatomía humana se estaba revelando, los artistas exploraban el cuerpo casi tanto como los doctores, para poder representar mejor a sus personajes.

De la misma forma, los doctores incursionaron en el arte -en mayor o menor grado- para poder ilustrar lo que iban descubriendo.

Los resultados de los esfuerzos de estos últimos van desde lo curioso hasta lo asombroso, como verás en esta pequeña muestra a continuación.

1. La sencillez, en una obra del siglo XIV

Ilustración de "Anathomia"Derechos de autor de la imagenSCIENCE PHOTO LIBRARY
Básico pero innovador.

El esqueleto y los órganos internos del torso en una ilustración de Anathomia” (1345), del anatomista italiano Guido da Vigevano (1280-1349).

Vigevano, uno de los primeros anatomistas de la época medieval, fue también el primero en proporcionar obras de arte anatómicas en sus manuscritos.

2. El hombre herido

Hombre HeridoDerechos de autor de la imagenSCIENCE PHOTO LIBRARY
Una de muchas versiones de Hombre Herido.

Una de las ilustraciones anatómicas más curiosas es conocida como Hombre Herido. Eran diagramas anatómicos que ilustraban las diversas lesiones y lugares más comunes de las heridas que podía recibir un hombre durante una batalla o por accidente.

Hay varias versiones de ella y se cree que la primera fue realizada por Johannes de Ketham en su libro “Fasciculus Medicinae” (impreso en 1491).

Esta que está arriba apareció en el Libro de Cirugía de Hieronymus Brunschwig publicado en Estrasbrugo en 1497.

Hombres Heridos siguieron apareciendo en manuscritos médicos hasta el siglo XVII, a veces mostrando también enfermedades y remedios.

3. El médico que corrigió a Galeno

Ilustración de "De humani corporis fabrica"Derechos de autor de la imagenWELLCOME COLLECTION
Una de las singulares ilustraciones de “De humani corporis fabrica”: un hombre musculoso, cuerpo suspendido con músculos expuestos.

El hombre que revolucionó nuestro conocimiento sobre el cuerpo humano, Andreas Vesalius (1514 – 1564), fue además autor de uno de los libros más elegantes e influyentes de la historia científica, De humani corporis fabrica (“Sobre la estructura del cuerpo humano”), que continúa reverberando hasta el día de hoy.

Los 7 tomos de la obra contienen más de 200 ilustraciones, muchas de las cuales siguen siendo algunas de las imágenes anatómicas más exquisitas que se hayan producido.

Fueron dibujadas por Vesalius y por Jan Stephen van Calcar, un alumno del artista Tiziano, y mostraban el cuerpo humano no como carne inerte sino animado y en movimiento, o, como en este ejemplo, con un grado de dramatismo que no se había visto hasta entonces.

Los cadáveres en los que trabajaba Vesalius escaseaban, y con frecuencia usaba cuerpos robados de tumbas o de criminales condenados.

4. Una mujer

Ilustración de "De formato foetu liber singularis"Derechos de autor de la imagenUS NATIONAL LIBRARY OF MEDICINE
Hermosa y educativa.

Aunque a primera vista pueda parecer una imagen romantizada de la mujer, con una gran flor tapando las partes nobles, realmente esta es una ilustración de la última fase del desarrollo fetal. A la derecha se ve la explicación.

Y tiene dos autores intelectuales.

Giulio Cesare Casseri nació alrededor de 1552 en Piacenza, en el seno de una familia pobre. Para poder estudiar medicina en la distinguida Universidad de Padua, tuvo que ser sirviente de otro estudiante.

Más tarde, fue sirviente del famoso Girolamo Fabrici d’Acquapendente (c. 1533-1619), antes de tomar su cargo como director de Cirugía y Anatomía. Fue muy conocido por su investigación sobre la anatomía del habla y los órganos auditivos. Alrededor de 1600, comenzó a trabajar en un atlas anatómico de todo el cuerpo humano, pero murió en 1616 sin completarlo.

Adriaan van de Spiegel nació en Bruselas en 1578. Después de estudiar medicina y filosofía en Lovaina, fue a la Universidad de Padua para estudiar medicina con Casseri y Fabrici. Tras la muerte de Casseri, fue designado director de Anatomía y Cirugía en Padua, y murió en esa ciudad en 1625.

Spiegle dejó un texto anatómico no ilustrado llamado De formato foetu liber singularis. Su yerno lo editó y para acompañarlo, obtuvo 9 grabados de placa de cobre que Casseri había creado para su trabajo sobre anatomía general.

Éste es uno de ellos.

5. Sin dejar nada botado

Ilustración de "Anatomía del cuerpo humano"Derechos de autor de la imagenSCIENCE PHOTO LIBRARY
Con la piel en la mano.

Esta obra que apareció en “Anatomía del cuerpo humano” del anatomista medieval español Juan Valverde de Amusco, publicada en 1560, es una muestra de una corriente en ilustraciones anatómicas que hoy nos puede parecer peculiar.

No sólo los cuerpos que mostraban cadáveres disecados aparecían de pie, en posiciones que habrían tomado en vida e insertados en un paisaje, sino que, como este, llevaban en sus manos la piel que les habían quitado para revelar sus músculos.

6. Esqueletos expresivos

Esqueleto rezando o pidiendo clemenciaDerechos de autor de la imagenWELLCOME COLLECTION
Esqueleto rezando o pidiendo clemencia.

Durante una época, los esqueletos también aparecían en contexto.

Unos de los ejemplos más memorables son las ilustraciones de la obra “Osteología” (1732), en la que el cirujano inglés William Cheselden dio la primera descripción completa y precisa de la anatomía del sistema esquelético humano.

Este esqueleto arrodillado es una de ellas.

7. A veces, poco es mucho

PosturasDerechos de autor de la imagenSCIENCE PHOTO LIBRARY
Así no más.

Empezamos con una ilustración sencilla y terminamos con una simple.

Las imágenes muestran un contorno de la forma del cuerpo en 4 posturas: de pie, inclinándose, encorvándose y agachándose.

Las principales curvas del cuerpo -el cuello, la columna torácica (pecho), la espalda lumbar (inferior), la pelvis, las caderas y las rodillas- están etiquetadas con letras y se muestran equilibradas de manera uniforme en ambos lados del centro de gravedad (línea vertical) en todas las posturas.

La obra de arte anatómico fue publicada en “The Human Foot And The Human Hand” (El píe y la mano humana), del anatomista y médico británico George Murray Humphry, en 1861.

Una extra

Exoesqueleto de Girolamo Fabrizi d'Acquapendente
Extraordinaria.

Aunque no es precisamente la imagen de un cuerpo humano, no pudimos resistir este “exoesqueleto” diseñado por el anatomista italiano Girolamo Fabrizi d’Acquapendente porque a primera vista parecía algo ideado para una película de ciencia ficción.

Es la ilustración de un Oplomoclion, un corsé ortopédico para la corrección de deformidades de la columna vertebral y de las extremidades, ideado por Fabrici, que apareció en “Opera Chirurgica de Fabricius“, publicada en 1582.

Hay también modelos en 3 dimensiones hechos de metal parecidos a esta ilustración que posiblemente se usaban para enseñar a los alumnos sobre la articulación, la dislocación y lesiones en las extremidades y su tratamiento posterior.

Fabrici (c. 1553-1619) fue profesor de anatomía en la Universidad de Padua, Italia, desde 1565.

Con información de BBC Mundo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.