Cómo una broma en los cómics terminó convirtiendo a Stan Lee en el hombre de los 1.000 cameos

Ayer falleció Stan Lee, la imagen de Marvel. Y no sólo porque fuera el creador de ese maravilloso universo, sino porque literalmente apareció en casi todas las películas y en muchos de los cómics. A Stan lo llamaban el hombre de los 1.000 cameos, y todo comenzó como una broma.

De hecho, los primeros cameos de Stan Lee fueron mucho antes de se estrenara Iron Man en 2008. A partir de la década de 1960, la imagen de Lee se insertaría con cierta regularidad en las portadas o dentro de las páginas de los cómics de Marvel que estaba supervisando. Curiosamente, nunca fue su intención aparecer en todo lo que fuera de Marvel. Como le contó hace unos años a Business Insider:

Los artistas de ese entonces me dibujaban como una broma o simplemente para divertirse. Ponía algunos bocadillos de diálogo allí y parecía que lo pretendía, pero no intentaba hacer cameos en aquellos tiempos.

Todo lo que parecía divertido y cualquier cosa que los lectores parecían disfrutar, lo hicimos, de hecho, fueron el tipo de cosas que nos trajeron cientos de correos de fans. Y no estábamos haciendo películas o televisión, toda nuestra existencia dependía de los cómics, así que si ves que algo es interesante para los fans, te quedas con eso.

Y así fue, porque Stan Lee se convirtió en la cara visible de la compañía. Posteriormente y a lo largo de las décadas Lee también apareció en innumerables dibujos, programas de televisión y películas que van desde el Spider-Man de los años 90 de la Fox hasta la comedia de 1995 Mallrats, donde Kevin Smith lo usó como la voz de la razón.

El vídeo de arriba es un homenaje con todos sus cameos en las películas de Marvel. [BusinessInsider]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.