Detectan una nueva estrella cuyo brillo oscila tanto que los astrónomos no consiguen explicar la causa

Hay algo ahí fuera en algunas estrellas para lo que aún tenemos explicación, algo que hace que su brillo se apague de manera abrupta cada cierto tiempo para recuperar la normalidad días después. El caso mas conocido de este misterio es la famosa estrella de Tabby, pero ya no es la única. Hay un nuevo caso.

Este nueva estrella se llama VVV-WIT-07, y en realidad sabemos de su existencia desde un estudio de 2012 con el telescopio VISTA en Chile. Desde entonces los astrónomos la están estudiando y acaban de reportar sus resultados. El brillo de VVV-WIT-07 sufre oscilaciones muy significativas, pero la causa de esas oscilaciones es un completo misterio.

La ciencia conoce varios supuestos que pueden alterar al brillo de una estrella. A veces se trata de simples nubes de gas que pasan por delante de ella en relación a nuestro punto de vista. Otras veces el brillo sufre cambios cuando un planeta pasa por delante de ella. Esta es, de hecho, la forma en la que solemos detectar exoplanetas. Algunas estrellas simplemente sufren pulsos periódicos en su luminosidad por su propia estructura y composición.

Sin embargo, hay casos que no tienen una explicación clara. Cuando fue descubierta, VVV-WIT-07 redujo su brillo lentamente durante unos 11 días. De repente, el declive se aceleró y en solo 48 días la luz de la estrella se redujo nada menos que un 80%. Poco después recuperó su luminosidad habitual.

La falta de una respuesta científica a menudo dispara las teorías más fantásticas. La más popular es que el brillo de la estrella se reduce porque alguna civilización alienígena avanzada está construyendo una megaestructura a su alrededor. La ciencia-ficción tiene no pocos ejemplos de este tipo de estructuras como las esferas de Dyson o los sistemas Shkadow, pero nunca se han encontrado evidencias que soporten estos relatos.

Hasta la propia estrella de Tabby ha perdido parte de su brillo figurado para los amantes de las teorías extraterrestres. Los últimos estudios realizados por su descubridora, la astrónoma Tabetha Boyajian soportan la teoría de que los cambios de brillo en J1407 se deben a nubes de polvo. Las últimas observaciones indican que las alteraciones en el brillo suceden en diferentes longitudes de onda, lo que apoya la explicación natural de una nube de polvo y gas. Es eso, o los extraterrestres están construyendo las vidrieras de colores más grandes que el universo ha conocido.

¿Tendrá el brillo de VVV-WIT-07 la misma explicación que el de la estrella de Tabby? De momento la nube de gas es una posibilidad, pero el planeta con anillos no, porque un descenso del 80% en la luminosidad es excesivo para cualquier planeta. Tendría que ser demasiado grande. Al final lo único claro es que apenas conocemos un rinconcito del universo y que hay muchas formaciones estelares y planetarias que nunca hemos visto. Tampoco hemos visto megaestructuras alienígenas. Eso es lo bonito de la astronomía. [Monthly Notices of the Royal Astronomical Society vía Science Alert]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.