El gobierno de Yemen apoya los esfuerzos de paz de la ONU pero Hodeida sigue amenazada

El presidente de Yemen apoyó los esfuerzos de la ONU para poner fin a cuatro años de guerra en su país, al borde de la hambruna, pero los expertos advierten que la ciudad portuaria de Hodeida (oeste) sigue amenazada por nuevas acciones militares.

La calma imperaba este jueves en Hodeida, por tercer día consecutivo, tras 12 días de bombardeos y de combates entre rebeldes hutíes apoyados por Irán, que controlan la ciudad, y una coalición progubernamental apoyada por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Hodeida, a orillas del mar Rojo, es el punto de entrada de más de las tres cuartas partes de las importaciones y de la ayuda humanitaria internacional, esencial para un país que sufre una gran hambruna.

La ofensiva gubernamental contra Hodeida, respaldada militarmente por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, empezó en junio pero se intensificó a principios de noviembre.

Pero gracias a la calma, tiendas y escuelas cerca de las líneas del frente volvieron a abrir este jueves y algunas familias se aventuraron al exterior, según una periodista de la AFP.

El miércoles, varios comandantes de las fuerzas progubernamentales yemeníes anunciaron que habían recibido órdenes de suspender las operaciones contra los rebeldes en Hodeida. Sin embargo, “responderemos a cualquier movimiento del enemigo”, dijo uno de ellos.

AFP / Saleh Al-ObeidiFuerzas progubernamentales yemeníes fotografiadas a las afueras de Hodeida, mientras prosigue la lucha contra los rebeldes huthíes en la zona, el 13 de noviembre de 2018

Previamente, el gobierno emiratí dio su apoyo para celebrar negociaciones de paz “lo antes posible” en Suecia. “Apoyamos la convocatoria lo antes posible de conversaciones dirigidas por la ONU”, afirmó el ministro de Exteriores de Emiratos, Anwar Gargash, en un tuit.

Sin embargo un portavoz de la coalición rehusó confirmar un alto el fuego en la ciudad de Hodeida.

Las presiones diplomáticas para acabar con el conflicto son crecientes: Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña apoyaron a la ONU en su exigencia de que cesen las hostilidades.

El presidente de Yemen, Abd Rabbo Mansur Hadi, se declaró también favorable a las negociaciones propuestas por la ONU.

Hadi, exiliado en Arabia Saudita, “dio directrices para apoyar los esfuerzas que garanticen los intereses de Yemen para lograr una paz duradera”, dijo un portavoz del presidente, citado en un comunicado de la agencia oficial Saba.

Sin embargo advirtió que la “batalla del pueblo yemení para liberar Hodeida es inevitable, ya sea por la paz o por la guerra”, indicó el comunicado.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, había advertido esta semana sobre las consecuencias “catastróficas” de la eventual destrucción del puerto.

Todos los intentos para lograr una tregua y las negociaciones interyemeníes han fracasado desde 2015.

Yemen atraviesa la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU, con 14 millones de personas al borde de la hambruna.

Varias organizaciones humanitarias están preocupadas por el impacto de los combates en decenas de miles de civiles atrapados en la ciudad de Hodeida y por la distribución de ayuda.

Desde 2015 la guerra en Yemen ha causado 10.000 muertos, en su mayoría civiles, y 56.000 heridos.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.