El momento en que el equipo de BBC Earth interviene por primera vez para salvar a una colonia de pingüinos

En las últimas horas han salido a defender al equipo de BBC Earth varios cineastas de vida salvaje. La razón se debe a un hecho “sin precedentes” en el último documental de la naturaleza de David Attenborough, Dynasties. Pararon la grabación para rescatar a una colonia de pingüinos de la muerte.

La escena seguía a un grupo de pingüinos emperador que intentaban sobrevivir el brutal invierno en la Antártida. Cuando una tormenta particularmente violenta literalmente derribó a algunos de los pingüinos, estos acabaron en un barranco con paredes demasiado empinadas como para que pudieran escalarlas. Entonces, las cosas se pusieron demasiado reales para los propios cámaras y miembros de la producción.

La escena, parte del último episodio emitido esta semana, había mantenido a los espectadores en vilo ante lo que parecía una muerte casi segura. Algunas madres pingüinas abandonaron a sus polluelos mientras picoteaban para salir del barranco, mientras que otras se quedaron estancadas sin esperanza alguna de salir.

Y entonces se tomó la decisión que ellos mismo han explicado como “sin precedentes”. Decidieron tomar partido y evitar que la naturaleza siguiera su curso y actuara. Al ver que los pingüinos y crías abandonadas llevaban días tratando de salir del barranco sin suerte, y después de ver cómo comenzaron a morir los primeros polluelos, decidieron actuar.

Según explicó el director William Lawson en el mismo episodio:

Lo hemos pensado mucho, y hemos decidido que definitivamente vamos a cavar una rampa poco profunda que, con suerte, usarán.

Y así fue. El equipo comenzó a cavar un camino para que los animales pudieran salir de aquella trampa mortal. Finalmente, los pingüinos utilizaron la ayuda externa y logran escapar.

Como explicaba horas después a quienes criticaban la acción, Doug Allan, un veterano camarógrafo elogiado por el mismo Attenborough:

En este tipo de documentales no interferir es una regla cardinal. Si por ejemplo estás viendo una relación de depredador y presa, la clave es que tu presencia no debe influir en el resultado. Pero no veo ningún problema con la intervención del equipo de filmación. Interferir o no es una decisión basada en lo que estás viendo en ese momento.

Interferir en un evento de depredación es definitivamente incorrecto pero, en esta situación, no asustaron a los pingüinos. Todo lo que hicieron fue crear una ruta de escape para ellos. Habría sido una situación mucho más estresante para los pingüinos si el equipo de filmación hubiera decidido recogerlos y moverlos.

Ciertamente creo que, en ese caso, lo que hicieron fue completamente justificable y totalmente comprensible. Habría hecho lo mismo en su situación”, zanjó Allan. Y no puedo estar más de acuerdo con el experto. [The Guardian]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.