El servicio de streaming de Disney puede llegar sin las películas de Star Wars: los derechos los posee otra compañía hasta 2024

Posiblemente, una de las cosas que más atraiga del servicio de streaming de Disney sea condensar en un sistema todo el universo de Marvel y Star Wars(junto a las series que se vienen). Resulta que a la compañía le puede salir mal la jugada: no tiene los derechos de televisión hasta 2024.

Ha pasado un año desde que se supo que Disney estaba planeando su propio servicio de streaming para el próximo 2019. La lógica, desde la perspectiva del gigante, tenía todo el sentido del mundo y era difícil de evitar: por qué permitir que alguien más se enriquezca con su contenido si lo podían hacer ellos mismos.

En el vasto catálogo tenían y tienen de todo: películas, clásicos animados o posiblemente las franquicias más rentables del cine actual con Star Wars y Marvel.

Por ello tampoco extrañó que tras el comunicado, unas semanas después anunciaban que no renovarían con Netflix el acuerdo que permitía a estos últimos el streaming de algunos de los mayores éxitos de taquilla de la década, caso de Star Wars.

Screenshot: Return of the Jedi

Sin embargo, había un inconveniente que durante toda su vida Disney ha manejado con puño de hierro, y que ahora le puede llegar en su contra: los derechos de autor, y no de algo cualquiera, los derechos para el streaming en televisión de las primeras seis películas de Star Wars.

Al parecer, Disney vendió en el 2016 los derechos de emisión en televisión de las películas originales de la franquicia a Turner Broadcasting por 275 millones de dólares. En el acuerdo estaba incluido también los derechos de streaming hasta 2024. Ocurre que la emisora ​​propiedad de AT&T no tiene ningún deseo de devolverlos antes de esa fecha, al menos no a un precio que Disney considere aceptable actualmente.

Desde el punto de vista de Turner es muy sencillo. Ellos tienen ahora mismo un acuerdo que les otorga el derecho a transmitir las películas en redes de cable como TNT y TBS durante seis años más. Según Bloomberg, Turner no solo querría una compensación económica indecente, sino también una programación para reemplazar las películas de Star Wars.

Screenshot: Return of the Jedi

La posición de Turner no puede ser más ventajosa. Ellos dicen estar muy contento con el rendimiento de las películas en sus redes y oficialmente dicen no estar interesados en volver a vender los derechos.

Lo cierto es que cuesta imaginar un lanzamiento al mercado del servicio de streaming de Disney sin las películas originales de la franquicia. Es posible que la compañía acabe aceptando que por una vez le toca pagar por esos derechos de autor que tanto le han dado en el pasado.

Por otro lado, no dejo de pensar en el instante en que la junta de Disney decidió montar su propio Netflix… y alguien se acordó que sólo unos meses antes habían vendido los derechos de su gallina de los huevos de oro a la competencia. [BusinessInsiderBloomberg]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.