El sonido de los nuevos auriculares de Sennheiser es tan bueno que aún no me lo termino de creer

Llegué a esta review pensando que iba a salir decepcionado. Desde que los los probé por primera vez hace cuatro años, los Sennheiser Momentum Wireless han sido el modelo a batir en términos de calidad de sonido en el mundo de los auriculares Bluetooth así que, cuando la compañía anunció que lanzaría unos auriculares realmente inalámbricos con el nombre Momentum, casi deseaba que fuesen una mierda. ¡No sería justo que Sennheiser volviese a ser el rey de los auriculares! Por desgracia, los Momentum True Wireless son increíbles.

Parece que en ciertos aspectos hemos alcanzado una nueva era en los auriculares realmente inalámbricos. Hace solo un par de años, estos aparatos eran tan grandes que se te caían de las orejas. Tenían poquísima batería y también sonaban fatal, tanto que evitábamos probar muchos de los modelos que salían al mercado. ¡Eran horribles!

Pero recientemente y de forma gradual, los auriculares realmente inalámbricos han ido mejorando y mejorando. El tamaño y cómo se ajustan a la oreja han sido de las primeras cosas que mejoraron con modelos como los Bose SoundSport Free, que se volvieron lo suficientemente cómodos como para usarlos habitualmente. La vida de la batería fue el siguiente paso, donde los Jabra Elite 65t alcanzaron hasta cinco horas con una sola carga. Luego, hace unos meses, Master & Dynamic apareció con sus elegantes auriculares MW07 y su excepcional calidad de audio. Esto me pareció bastante significativo, porque hacer que estos pequeños auriculares suenen realmente bien es una tarea difícil.

Lo que es alucinante acerca de los auriculares de los Momentum True Wireless de $300 es que cumplen todos estos requisitos. Es más, superan a todos los demás auriculares inalámbricos que hemos probado en la categoría más difícil: la calidad de sonido. A pesar de tener un tamaño diminuto, los Momentum True Wireless se las arreglan para ofrecer ese sonido exclusivo de Sennheiser, que puede parecer una definición un poco tonta, pero es lo único que se me ocurre decir. Los auriculares en realidad suenan muy parecidos a los Sennheiser Momentum Wireless de $400. Excepto que estos caben en tu bolsillo.

El diseño debe tener algo que ver con ello. El cuerpo de los Momentum True Wireless es notablemente compacto, del tamaño de una pequeña nuez. En el exterior de cada auricular hay un área táctil para los controles (reproducir, pausar, pasar canción, Siri, etc.), y luego en el otro lado está el propio audífono, que contiene un driver de 7 milímetros. También hay micrófonos en los auriculares para poder realizar llamadas y para ayudar con la cancelación de ruido.

El auricular es el tamaño de una nuez pequeña. Foto: Adam Clark Estes (Gizmodo)

Vale la pena destacar que estos no son unos auriculares con cancelación de ruido como por ejemplo lo son los de la serie Sony 1000X. En lugar de aislarte del mundo exterior como lo hacen los cascos cubre-orejas, los Momentum True Wireless parecen utilizar una tecnología más básica de cancelación de ruido para mejorar la experiencia auditiva. Aún seguirás escuchando una versión amortiguada de lo que suena a tu alrededor, y podrás colocar los audífonos en “modo transparente” en una aplicación que viene con los cascos para que puedas escuchar mejor lo que sucede a tu alrededor sin tener que quitarte los auriculares. La aplicación también tiene una función de ecualizador extremadamente simple y una pantalla de inicio muy útil que muestra los niveles de batería de cada auricular.

Los Momentum Truly Wireless se conectan a los dispositivos de manera sorprendente. Esto ocurre tan pronto como los sacas del estuche, y una entusiasta voz lo anuncia –“¡Connected!– por lo que no tendrás ninguna dificultad para entender cuándo debería empezar a sonar tu música. La experiencia es comparable a la de los AirPods de Apple en términos de comodidad, aunque los Sennheiser suenan mucho, mucho mejor.

Cuando todos estos factores se juntan, tienes unos auriculares perfectamente conectados que bombean audio de buena calidad directamente a tu cerebro al mismo tiempo que bloquean el ruido que hay a tu alrededor. Al igual que otros auriculares Sennheiser, buscan ser precisos con el sonido: no tratan de subir los bajos para crear la ilusión de que tienen un gran sonido en un aparato tan pequeño o tocar los agudos para tratar de dar un sonido más claro de forma artificial. La música de violonchelo es una gran manera de medir esto. Si puedes escuchar el cálido retumbar de las notas graves tan limpiamente como el chirrido de la nota más alta en “Cello Suite No.1 en sol mayor” de Bach, tienes unos auriculares bien afinados. Y déjame decirte que esa hermosa pieza suena perfecta a través de los Momentum True Wireless.

Los Sennheiser Momentum True Wireless (izquierda), los Master and Dynamic MW07 (centro), y los Jabra Elite Active 65t (derecha)
Foto: Adam Clark Estes (Gizmodo

Pero más allá de su fantástica fidelidad con el sonido, me impresionó el rango dinámico de estos Sennheiser. Las agudas notas de la guitarra en “Barcelona Nights” de Ottmar Leibert se mezclan deliciosamente con la percusión de madera. Puedes escuchar claramente el mismo espacio en los ritmos de “Guatemala” de Rae Sremmurd y un tratamiento igualmente delicado de las cuerdas en “Should Have Known Better” de Sufjan Stevens. La verdadera prueba del rango que tienen estos auriculares fue “Caution” de Mariah Carey, la canción del último álbum de la vocalista. Puedes escuchar los silbidos de Mariah perfectamente equilibrados sobre una pista de graves dura que, afortunadamente, no es tan grave como para ahogar los otros sonidos.

Los únicos otros auriculares realmente inalámbricos que compiten de verdad con los auriculares Momentum True Wireless en términos de calidad de sonido son los Master & Dynamic MW07. También a un precio de $300, estos auriculares más modernos tienen drivers más grandes de 10 milímetros, pero los bajos suenan un poco más, lo que hace que se pierdan algunos detalles en ciertas canciones.

Los Master and Dynamic MW07 (izquierda) tienen un driver de 10 milímetros, y los Sennheiser Momentum True Wireless (derecha) tienen uno de 7 milímetros. Foto: Adam Clark Estes (Gizmodo)

El diseño de los MW07 también hace que estén un poco más sueltos en la oreja. Me gusta cómo los Sennheiser llenan esa pequeña cavidad entre el oído externo y el canal auditivo. Sin embargo, vale la pena señalar que el cuerpo voluminoso del auricular puede no funcionar bien para personas con orejas pequeñas. Por ejemplo, esto le ocurrió a nuestra editora Alex Cranz, que probó los Momentum True Wireless y los auriculares simplemente se cayeron de su oreja. Por lo tanto, si tienes la oportunidad, es posible que prefieras probar los Sennheiser antes de comprarlos.

Dado que estamos comparando auriculares, también vale la pena destacar algunos problemas de uso con Momentum True Wireless. Los auriculares no tienen botones. La superficie plateada sensible al tacto en los auriculares es la única forma de controlarlos, y hace falta un poco de tiempo para acostumbrarse. Al principio, llamaba accidentalmente a Siri cada vez que me los quitaba de los oídos, pero finalmente aprendí a agarrarlos de los lados. Este es un problema que no tengo, por ejemplo, con los Jabra Elite 65t de $170, que tienen tres botones y un pequeño brazo para el micrófono que hace que los auriculares sean fáciles de ajustar cuando los tengo colocados en mi cabeza. Los Sennheiser solo necesitan un poco más de delicadeza para ajustarlos a la perfección.

Los Momentum True Wireless se ajustan por completo a la oreja. Foto: Adam Clark Estes (Gizmodo)

Por lo tanto, los auriculares Momentum True Wireless no están hechos para todos. Si estás buscando algo para usar en el gimnasio, es posible que no te convenzan estos Sennheiser porque solo tienen clasificación IPX4, lo que significa que son resistentes a las salpicaduras. (Los Apple AirPods no son ni impermeables ni resistentes al agua, por si te sirve para comparar). Si estás buscando algo con mucha batería, los Momentum solo aguantan cuatro horas con una sola carga, que no es la peor marca que hemos visto (los últimos auriculares inalámbricos de Sony solo duran tres horas) pero tampoco es la mejor (los Jabra aguantan hasta cinco).

Sin embargo, si lo que estás buscando son los auriculares inalámbricos con el mejor sonido, estos Sennheiser no tienen rival. Suponiendo que se ajusten a tus oídos y que no planeas mojarlos, los Momentum True Wireless ofrecen una excelente fidelidad de audio en un tamaño mínimo. Pero el buen sonido cuesta dinero, así que tendrás que desembolsar $300 si quieres hacerte con ellos.

El estuche de carga que viene incluido está cubierto con una suave tela y proporciona 12 horas de duración a la batería. Foto: Adam Clark Estes (Gizmodo)

Te dejarás un poco de dinero extra, pero lo gastarás en adquirir la mejor experiencia de audio posible. Estos no son los auriculares que puedes encontrar en un mercadillo o los que te llevarías cuando sales a correr. Si buscas algo más barato o más resistente, puedes buscar otras cosas, pero te estarás perdiendo el dulce sonido de Sennheiser. Y las peculiaridades de los controles es algo a lo que seguramente te acostumbrarás.

En otras palabras, lo único que tienes que sacrificar es el dinero. Estos caros auriculares son sorprendentemente divertidos de usar, y te servirán para escuchar un sonido de gran calidad. Deberías buscar una silla grande y cómoda para sentarte, concentrarte y disfrutar del sonido. Suena embarazoso, pero prueba cerrar los ojos cuando lo hagas. Yo lo hice.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.