El Templo Satánico demanda a Netflix y Warner alegando que la serie Sabrina copió su estatua de una deidad con cabeza de cabra

El Templo Satánico ha anunciado una demanda a Netflix y Warner Bros de entre 50 y 150 millones de dólares. La razón: alegan que la serie Chilling Adventures of Sabrina copió de forma deliberada su estatua de Baphomet, una deidad con cabeza de cabra, y la presentan como el mal.

En la demanda, presentada el jueves en Nueva York, la organización acusa a ambas compañías de “infracción de derechos de autor, designación falsa de la descripción original de marca registrada, y de la reputación de agravio a empresas según la Ley de Negocios de Nueva York”.

El templo pide no menos de 50 millones de dólares en daños mientras que Netflix y Warner no han comentado nada hasta el momento. La organización ya había amenazado con una acción legal el mes pasado por la estatua, la misma que aparece de forma regular en la nueva serie que sigue a Sabrina y otras brujas jóvenes que obtienen sus poderes de Satanás.

Según afirman los autodenominados satánicos:

Nuestra misión es alentar la benevolencia y la empatía entre todas las personas, rechazar la autoridad tiránica, promover el sentido común y la justicia, y ser dirigidos por la conciencia humana para emprender actividades nobles guiadas por la voluntad individual.

Además, la organización dice en la demanda que ve a Satanás como un “Satanás literario”, “destinado a ser un rebelde contra la autoridad de Dios, en lugar de un ser maligno”.

También afirman abogar por una “representación igualitaria donde se colocan monumentos religiosos en propiedades públicas” y “protección legal contra las leyes que restringen de manera no científica la autonomía reproductiva de las mujeres”, según se puede leer en su sitio web. La demanda prosigue explicando que:

Chilling Adventures of Sabrina representa a sus antagonistas en marcado contraste con las creencias del Templo y el espectáculo implica que la estatua de Baphomet representa el mal. Entre otras acciones moralmente repugnantes, los malvados antagonistas de la serie Sabrina se involucran en el canibalismo y el culto forzado de una deidad patriarcal.

Screenshot: Sabrina (Netflix)

Al parecer, la organización creó la estatua Baphomet with Children en el año 2013 en respuesta a una estatua de los Diez Mandamientos que se donó a la ciudad de Oklahoma. El Templo explica en la demanda que la estatua costó aproximadamente 100.000 dólares. Colocó temporalmente la estatua cerca del Capitolio de Arkansas en agosto para protestar contra otro monumento de los Diez Mandamientos, defendiendo la igualdad religiosa.

Si bien Baphomet es una figura que se ha utilizado de varias maneras a lo largo de la historia, el Templo alega que Netflix copió su iteración específica.“Se ha representado a Baphomet con grandes y voluptuosos senos femeninos expuestos, no en un pecho masculino”, concluyen. [ReutersNPR]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.