Francia anuncia medidas para las familias pero mantiene el impuesto a los carburantes

El gobierno de Francia anunció este miércoles medidas para ayudar a las familias más pobres para sufragar los gastos energéticos pero mantuvo el impuesto a los carburantes que ha desatado un movimiento de protesta en el país y que culminará con una manifestación el sábado.

“No vamos a anular el impuesto sobre las emisiones de carbono, no vamos a cambiar de rumbo, no vamos a renunciar a estar a la altura” del desafío que supone el cambio climático, dijo el primer ministro Édouard Philippe en declaraciones a la radio RTL.

El nuevo impuesto se empezará a aplicar el 1 de enero de 2019 y supondrá un aumento de 6,5 céntimos de euro por litro de gasóleo y de 2,9 céntimos por litro de gasolina.

Frente a ellos, los llamados “chalecos amarillos” -en referencia al chaleco que por ley deben tener los automovilistas— convocaron una manifestación el sábado en todo el país para cortar carreteras y autopistas y protestar contra los nuevos impuestos.

Este movimiento popular heterogéneo tomó forma en las últimas semanas y aunque en principio es apolítico, recibió estos días el apoyo del partido conservador Los Republicanos (LR) o de la extrema derecha Rassemblement National (RN).

Laurent Wauquiez, el líder de Los Republicanos, que se manifestará el sábado en la región de Haute-Loire (centre), dijo este miércoles que el gobierno “no ha oído a los franceses”.

“Solo hay una solución, poner fin al aumento de impuestos. Todo lo demás son pequeña medidas que no están a la altura”, afirmó.

AFP/Archivos / Gerard JulienLa presidencia francesa indicó que el gobierno dará “mayor atención a la vida cotidiana de los franceses” aunque aseguró que no considera que exista una movilización popular contras las “reformas estructurales” que empezaron con la llegada de Macron

Por su parte el gobierno no quiere renunciar al impuesto pero sí anuncio medidas de ayuda a las familias.

“Hemos entendido la necesidad expresada por los franceses de recibir ayuda en esta transición, porque es difícil”, dijo el primer ministro Philippe y anunció la ampliación de las subvenciones para sufragar los gastos de electricidad y gas, que llegarán ahora a un total de 5,6 millones de hogares.

El gobierno también anunció una prima de hasta 4.000 euros para alentar al 20% de familias más modestas para que cambien de coche y compren uno menos contaminante. Hasta ahora la prima era de un máximo de 2.500 euros para cambiar su viejo automóvil.

El gobierno también está estudiando otras medidas, entre ellas rebajas fiscales para alentar a cambiar las calderas de los hogares que usan calefacción de fueloil.

En todo caso el primer ministro reafirmó que la ley se aplicará en caso de que los manifestantes “impidan la circulación”, como han anunciado.

Por su parte el presidente Emmanuel Macron tiene previsto hablar en televisión este miércoles por la noche.

La presidencia francesa indicó el martes que el gobierno acordará a partir de ahora “mayor atención a la vida cotidiana de los franceses” aunque aseguró que no considera que exista una movilización popular contras las “reformas estructurales” que empezaron con la llegada de Macron al poder.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.