Imágenes aéreas de un dron en Rusia revelan la mayor cárcel de ballenas en el mundo

Según los informes de los medios, el vídeo capturado por un dron muestra a más de 100 ballenas despojadas de sus hábitats y encerradas en corrales en la costa de Rusia, cerca de la ciudad de Nakhodka. El hallazgo, de 11 orcas y alrededor de 90 ballenas beluga, ha abierto una investigación.

La “cárcel de ballenas” contiene el mayor número de estos mamíferos marinos cautivos que se conozca, recintos tan pequeños que los investigadores creen que la mayoría de las ballenas fueron atrapadas cuando eran crías. ¿Y para qué? Los activistas de los derechos de los animales temen que las ballenas sean vendidas ilegalmente a acuarios y parques acuáticos chinos.

Las ballenas “asesinas” son un producto popular en la industria de los parques temáticos en China. De hecho, hay más de 60 parques marinos en el país y otro gran número en construcción. Una sola orca puede venderse fácilmente por más de 6 millones de dólares.

Como recuerda el Telegraph, la prohibición mundial de la caza de ballenas con fines comerciales en 1982 prohibió la captura de ballenas con fines no educativos o científicos. Son cuatro las empresas que están actualmente alquilando el espacio en la costa de Rusia, y entre todas ellos exportaron 13 orcas a China entre 2013 y 2016, reveló una investigación de Novaya Gazeta.

A principios de noviembre de 2018, los medios locales capturaron una grúa que movía una ballena desde el recinto hasta un tanque en la costa, lo que generó sospechas de que las ballenas estaban siendo transportadas a un lugar desconocido:

Esas mismas compañías afirman haber recibido permiso para capturar 13 orcas más este año, pero el fiscal que investiga la “cárcel de ballenas” está investigando los documentos para averiguar si los animales fueron capturados con fines científicos o educativos, o si fueron capturados de forma ilegal.

Según los informes, las compañías también “alquilaban” a las ballenas como una forma de sortear las leyes que les prohíben venderlas por razones comerciales. Se teme que este mercado potencialmente ilegal pueda causar estragos en las poblaciones que ya están disminuyendo. Según Oganes Targulyan, coordinador de investigación de Greenpeace Rusia:

Al capturarlas a este ritmo, corremos el riesgo de perder a toda nuestra población de orcas. El cupo de captura es ahora de 13 animales por año, pero nadie está teniendo en cuenta que al menos una se mata por cada capturada.

Greenpeace también explicó que mantener a las ballenas encerradas en pequeños recintos superpoblados como los de Nakhodka es una “tortura” para los animales. [ForbesTelegraph]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.