Juez ordena liberar al dueño de gigante cárnico JBS en causa de sobornos en Brasil

El Tribunal Superior de Justicia (STJ) ordenó este lunes liberar al dueño de la gigante cárnica JBS, Joesley Batista, detenido el viernes en el marco de una operación vinculada a la investigación anticorrupción Lava Jato.

La Operación Capitú investiga un supuesto esquema millonario de sobornos en la Cámara de Diputados y el Ministerio de Agricultura entre 2014 y 2015.

En su decisión, el juez Nefi Cordeiro ordena la liberación de Batista por considerar excesiva la prisión temporal, decretada por una jueza de segunda instancia alegando “ocultación de hechos”.

El año pasado, Batista había llegado a un acuerdo de “delación premiada” que estuvo a punto de derribar al presidente conservador Michel Temer.

En su resolución este lunes, el juez “resaltó que la falta de verdad por parte de colaboradores puede ser causa de rescisión del acuerdo (de delación premiada), pero nunca motivo de riesgo para el proceso o para la sociedad como para autorizar la prisión temporal”, según un comunicado de la alta corte.

La decisión del juez del STJ afecta a otros 16 de los 19 detenidos el viernes, entre ellos dos exministros de Agricultura, varios exejecutivos de JBS, un diputado, abogados y exfuncionarios del ministerio. Dos de los detenidos ya habían sido liberados el domingo por el mismo juez.

Los dos exministros de Agricultura son Antonio Andrade (actual vicegobernador de Minas Gerais) y Neri Geller (diputado federal electo), que ocuparon el cargo entre 2013 y 2014. Ambos eran en ese momento del MDB, el partido de Temer, aliado en ese entonces del gobierno de izquierda de Dilma Rousseff.

Según las investigaciones de la Policía Federal (PF), JBS -propiedad de los hermanos Joesley y Wesley Batista- sobornaba a funcionarios del ministerio de Agricultura a través de intermediarios políticos, para obtener beneficios en la aplicación de normativas y la atribución de licencias comerciales.

Esos sobornos daban a JBS ventajas frente a sus competidores y le posibilitaban “la constitución de un monopolio de mercado”, según la PF.

La investigación partió de la delación del cambista Lúcio Funaro.

Batista estuvo detenido desde septiembre del año pasado hasta marzo, por sospechas de haber ocultado informaciones en el acuerdo de delación premiada que llevó a la Fiscalía a pedir dos investigaciones sobre Temer por presunto pago de sobornos para comprar el silencio de un diputado.

En ambas ocasiones, la Cámara de Diputados bloqueó el avance de las pesquisas.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.