La Poké Ball Plus de Nintendo es tan divertida de usar que ha despertado al niño que hay en mi

Tratar de decidir si quieres jugar al último juego de Pokémon (Let’s Go Pikachu y Let’s Go Eevee) es relativamente sencillo. O eres alguien que disfrutará con unreboot de los juegos originales, o no lo disfrutarás en absoluto. Una pregunta más difícil es si deberías hacerte con el nuevo mando Poké Ball Plus para el juego, porque independientemente de lo mucho que te guste Pokémon el accesorio es mucho más que un trozo redondo de plástico.

A diferencia de un único juego o aplicación, el Poké Ball Plus abarca de forma amplia el creciente universo Pokémon. Su función principal es actuar como un mando adicional, de modo que, en lugar del Joy-con de tu Switch, tienes esta esfera del tamaño de una pelota de golf, que al principio parece que no ha sido pensada para jugar a videojuegos. Pero una vez que te das cuenta de que el pequeño botón del centro de la bola también es un joystick, todo comienza a tener sentido.

La parte más complicada de todo el proceso es aprender a sostenerlo correctamente. En lugar de usarlo con el botón hacia afuera como lo hace Ash, la forma correcta de usar la Poké Ball Plus es colocarla de manera que el joystick apunte hacia arriba, dejando que el pulsador rojo quede hacia la parte de los dedos, donde puedes pulsarlo simplemente con apretar un poco la mano. (ver foto abajo).

Presionar el joystick funciona como pulsar el botón A. Con el puedes seleccionar diferentes ataques o cambiar de Pokémon, mientras que el botón rojo te permite cancelar o salir de los menús. Aunque dos botones parecen poco en un momento en que la mayoría de los mandos de videojuegos modernos tienen 10 o más, está bien para un juego que hizo su debut en la Game Boy. Si puedo, prefiero jugar en la Switch de forma portátil, pero si juegas en un televisor y te ves forzado a usar un solo Joy-Con, creo que la Poké Ball Plus es una forma mucho más divertida –aunque no necesariamente más cómoda–de jugar.

Pero ¿de qué sirve una PokéBall si no puedes lanzarla? Bueno, gracias al nuevo sistema que tomaron directamente de Pokémon Go, ahora puedes hacerlo. Y aunque lanzar una pelota de mentira hacia a la pantalla de tu televisor puede parecer un poco triste (¡no te olvides de ponerte la correa para la muñeca!), no da la sensación de ser menos preciso que usar un Joy-Con normal, y es mucho más divertido.

Para las personas con manos grandes: el pequeño tamaño de la bola puede causar calambres. Además, aunque muestran una imagen en la caja sobre cómo agarrar esta cosa, no hay mucha información que indique a la gente que esta es la mejor manera de agarrar la Poké Ball Plus si la estás usando como mando. Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Además, teniendo en cuenta el modo para dos jugadores de Let´s Go Pikachu/Eevee, diría que la PokéBall Plus es el accesorio perfecto para niños pequeños. Un adulto puede controlar las cosas entre batallas, pero cuando llega el momento de atrapar a los pokémon, los niños pueden ayudar a lanzar la PokéBall, que si coincide con lo que está haciendo el Jugador 1, hace que sea más fácil capturar a estas criaturas. Y si el niño falla, no pasa nada, porque en realidad no hay ninguna penalización y aún puedes atraparlos aunque alguien falle.

Cuando no estás jugando a Let’s Go Pikachu o Let’s Go Eevee, el Poké Ball Plus también tiene otra función importante: se convierte en un Pokémon Go Plus, un dispositivo independiente que se utiliza para hacer girar Poképaradas y capturar Pokémon sin necesidad de estar pendiente de tu smartphone todo el tiempo. Y aunque el Poké Ball Plus cuesta $15 más que el PoGo Plus cuando salió, diría que es mejor en casi todo.

La Poké Ball Plus hace que sea más fácil atrapar Pokémon salvajes que usando los mandos normales.

La forma del Poké Ball Plus hace que sea cómodo de sujetar durante las largas caminatas para cazar Pokémon, y como tiene una batería recargable de 220mAh con un puerto USB-C, no tendrás que preocuparte por comprarte pilas extras como ocurre con el PoGo Plus. Hasta parece que su conexión Bluetooth funciona mejor, por lo que no tienes que volver a sincronizarlo continuamente, algo que sí me ocurrió en su día con el PoGo.

Pero la verdadera magia del Poké Ball Plus va más allá de lo que sucede cuando no estás jugando a Pokémon Go o Let´s Go Pikachu. Ese suave y hermoso acabado hace que el Poké Ball Plus se sienta bien. Además de eso, puedes conectar el Poké Ball Plus con Let´s Go Pikachu/Eevee para “almacenar” uno de tus Pokémon del juego dentro de la bola mientras caminas.

Ese pequeño círculo en la parte superior es un botón.

Si lo haces, la luz del joystick brillará y parpadeará en un color correspondiente al tipo de tu Pokémon (amarillo para electricidad, rojo para fuego, etc.), contará tus pasos, e incluso puede vibrar y hacer ruidos si levantas o sacudes la esfera. Realmente parece que hay un Pokémon de verdad ahí encerrado, y si tuviera cinco o seis años, me costaría mucho convencerme de lo contrario. Incluso cuando enchufé el Poké Ball Plus para recargarlo, no pude evitar sonreír de oreja a oreja al oír la música del Centro Pokémon sonar.

Solo hay un gran problema que estropea la ilusión. Y es que, aparte de Pikachu y Eevee, el sonido de todos los demás Pokémon está basado en los efectos de sonido de 8 bits de los Pokémon Rojo y Azul originales. Para alguien acostumbrado a las voces que aparecen en los dibujos animados de Pokémon, esto es bastante chocante. Como adulto, soy consciente que sería mucho trabajo rehacer los clips de sonido de los 151 Pokémon de la primera generación, pero poner un Chansey en la bola, sacudirlo y escuchar un ruido que se parece más a un módem antiguo tratando de conectarse que a un pequeño monstruo rosado con forma de huevo estropea la fantasía.

A día de hoy, todavía estoy sorprendido por lo rápido que Nintendo ha introducido el USB-C en sus dispositivos, pero se trata de una buena noticia sin duda. Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

El otro problema del Poké Ball Plus es que le faltan instrucciones. En la caja, obtienes la esfera, un cable USB-C y un breve manual que describe las advertencias típicas electrónicas y explica cómo recargar el cacharro, pero nada sobre cómo usarlo realmente. Solo tras mucho usarlo me di cuenta de que después de presionar el Joystick y mantenerlo presionado durante un segundo, el Pokémon despierta y hace que las luces parpadeen. Desde ese momento puedes agitar la bola para hacer que el Pokémon hable o responda a tu llamada. La mala noticia es que tu Pokémon seguirá gritando cada 30 segundos durante los próximos cinco minutos más o menos hasta que vuelvas a presionar el joystick o el botón superior.

Ese tipo de instrucciones deberían estar escritas e en algún lugar como la página web oficial, porque al parecer a ciertos Pokémon les gusta que los acaricien (lo puedes hacer acariciando el costado de la bola), o que los hagas rodar sobre una mesa. Son acciones con el mando que yo no me habría ni imaginado, y no se mencionan en ninguna parte. Pero mi mayor preocupación acerca de esta falta de documentos es que no hay instrucciones sobre cómo activar el modo silencioso (presionando y manteniendo presionados ambos botones, el joystick y el botón superior).

Sin esa información básica, sospecho que tan pronto como el Poké Ball Plus salga a la venta el 16 de noviembre, se convertirá rápidamente en el juguete más confiscado en las escuelas y en un gran dolor de muelas para los padres que no tengan mi mismo nivel de Pokétolerancia.

Me gustaría que hubiera un poco más de información sobre cómo usar la Poké Ball Plus cuando sales a cazar Pokémon.

Afortunadamente, una vez que hayas terminado de dar un paseo con tu Pokémon, puedes volver a conectar el Poké Ball Plus para obtener un poco de experiencia dentro del juego y un puñado de objetos. (Aunque, una vez más, no estoy muy seguro de cómo se calculan los puntos y los objetos que obtenemos).

Finalmente, también debo mencionar que dentro de cada Poké Ball Plus viene un Mew que puedes transferir a Let´s Go Pikachu/Eevee. Parece que es una estratagema para conseguir que la gente se compre este aparato, ya que creo que esta es la única forma de obtener el Pokémon #151, así que si quieres a Mew, ya sabes lo que tienes que hacer. En realidad, jugar al juego con Mew ya en tu equipo hace que empieces bastante por encima de lo que debieras. Por algo Mew era tan difícil de conseguir.

Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Para algo que parece ser un mero juguetito, el Poké Ball Plus es uno de esos raros productos que me hacen desear ser un niño de nuevo. Esto es mucho mejor que un montón de Amiibos. Es mucho más funcional. Y también cierra la brecha entre la vida real y el mundo de los videojuegos de una manera que no lo hacen otros accesorios. A veces, me descubría llevando el Poké Ball Plus solo porque me gustaba sentir su peso en mi mano. A estas alturas, probablemente te hayas dado cuenta de que soy un gran fan de los Pokémon desde hace mucho. Admito que como adulto mayor de 30 años, no hay ninguna razón lógica por la que deba sentirme así, pero para los niños o las personas que dedicaron mucho mucho tiempo a atraparlos a todos, Poké Ball Plus será algo más que un juguete.

En resumen

  • Para los jugadores de Pokémon Go, el Poké Ball Plus es esencialmente una especie de Pokémon Go Plus.
  • El Poké Ball Plus es comodísimo de sostener. Tiene un peso sorprendente y su exterior es muy agradable al tacto.
  • Aparte de Pikachu y Eevee, todos los gritos de los demás Pokémon siguen siendo los originales de 8 bits de la Game Boy.
  • El Poké Ball Plus viene con un Mew que puedes usar en Let´s Go Pikachu/Let´s Go Eevee, y de momento parece ser la única forma de obtener ese personaje.
  • La vida útil de la batería es de más de 4 horas como mando, e incluso más en sus otros usos.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.