La UE urge a España a corregir “deficiencias” en la protección de su frontera

La Unión Europea (UE) urgió a España a corregir las “deficiencias” detectadas en la protección de sus fronteras exteriores, especialmente en los enclaves de Ceuta y Melilla en Marruecos, vista “la presión migratoria” en esta frontera.

España debe priorizar “la aplicación urgente de las recomendaciones relativas a las deficiencias detectadas en los dos pasos fronterizos terrestres visitados, El Tarajal I (Ceuta) y Benín-Enzar (Melilla)”, indica el Consejo de la UE en una recomendación el lunes.

Esta institución, que representa a los 28 países del bloque, considera las deficiencias “graves teniendo en cuenta la situación geográfica de los pasos fronterizos (frontera con Marruecos) y la presión migratoria en esta frontera terrestre exterior”.

Tras su evaluación correspondiente a 2017, la UE reprocha a España en un documento de 66 puntos la insuficiente formación y equipamiento de sus cuerpos de seguridad para la protección de fronteras, así como la falta de registro sistemático de los migrantes irregulares.

España “debería instalar terminales de huellas dactilares electrónicas en los puestos de control (..) que intervienen en el procedimiento de registro y en el mecanismo de remisión de los migrantes irregulares y solicitantes de asilo”, en particular en Benín-Enzar en Melilla.

Las reglas europeas estipulan que el país por donde entra un migrante es el responsable de tramitar su eventual solicitud de asilo. De no llevarse a cabo un registro de los migrantes, estos podrían continuar su viaje hacia otros países europeos como Alemania.

El ministro francés del Interior, Christophe Castaner, expresó el lunes su preocupación por los “fuertes movimientos migratorios” en la frontera con España, a través de los Pirineos.

AFP/Archivos / Fadel SennaVista general de un puesto de control fronterizo entre la ciudad española de Ceuta, en el norte de África, y Marruecos, el 4 de septiembre de 2018

La UE hizo de la protección de sus fronteras una de sus prioridades para enfrentar la migración irregular y evitar otra crisis de refugiados, como la de 2015, cuando más de un millón de personas llegaron a las costas europeas, sobre todo a Grecia e Italia.

La llamada ruta del Mediterráneo occidental desbancó en 2018 a Italia y Grecia como la principal ruta migratoria hacia Europa. De los 107.535 migrantes que llegaron a las costas europeas hasta el 13 de noviembre, 55.337 lo hicieron por España, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Casi 6.000 de estas llegadas se produjeron por vía terrestre por los enclaves de Ceuta y Melilla, las únicas fronteras terrestres de la UE con África, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La UE, que también urge a una mejor coordinación de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la administración de aduanas en España, dio tres meses de plazo a España para presentar un plan de acción que incluya sus recomendaciones.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.