Las arañas que viven en ciudades están evolucionando para no tener miedo de la luz

Normalmente, las arañas huyen de la luz y prefieren los entornos en penumbra a la hora de tejer sus telas, pero la definición de normalidad es relativa en estos días. Un equipo de científicos ha constatado un cambio curioso en las arañas. Están dejando de temer la luz y la razón, una vez más, es el ser humano.

El descubrimiento se ha producido un poco de manera fortuita. De camino a su trabajo en la Universidad de Regensburg, el biólogo Tomer Czaczkes se fijó en que muchas arañas tejen sus telas cerca del alumbrado público o de las luces de los hogares. Intrigado por este cambio en especies normalmente aficionadas a la oscuridad, Czaczkes y su equipo reunieron sacos de huevos de araña recogidos en Alemania, Francia e Italia y los incubaron en cámaras que tenían una mitad a oscuras y la otra bien iluminada.

La bióloga Ana María Bastidas-Urrutia, coautora del estudio en la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich explica que la procedencia de los arácnidos afecta directamente a su gusto por la luz:

Descubrimos que las crías de araña obtenidas de entornos rurales evitaban el lado iluminado y construían sus telarañas en el oscuro. Las arañas de ciudad, por contra, no tienen una preferencia por ninguno de lados y se aventuran en los dos por igual.

El estudio se ha liitado a la Steatoda triangulosa, una araña casera muy común conocida como falsa viuda, pero probablemente sea aplicable a otras especies típicas de entornos urbanos en Europa. En cuanto a la razón de este cambio en el comportamiento, podría deberse a algo tan simple como la búsqueda de alimento. Muchos insectos voladores como las polillas se sienten irresistiblemente atraídos por la luz. Tejer la tela en un lugar iluminado garantiza a las arañas un suministro ilimitado de presas por las noches. [NCBIvía Telegraph]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.