“Las condiciones están dadas en América Latina para figuras políticas al estilo Bolsonaro”

Muchos países de América Latina son terreno fértil para el surgimiento, consolidación o expansión de actores políticos ultraconservadores similares al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo a Sputnik el analista chileno Claudio Fuentes.

“Se dan condiciones en muchos países para el surgimiento de posturas más conservadoras, sociedades más polarizadas y se busca esta agenda a lo Bolsonaro, y creo que eso va a ser el futuro de muchos países en la región”, explicó Fuentes, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Carolina del Norte, en EEUU.

Figuras como la de José Antonio Kast en Chile, quien obtuvo casi ocho por ciento de los votos en las elecciones presidenciales de fines de 2017, podrán beneficiarse del discurso radical del exmilitar brasileño.”Kast lo que ha hecho es subirse al carro de esa victoria y en segundo lugar legitimar las posiciones más radicales en algunos temas, sobre todos los valóricos, como la homosexualidad y otros”, explicó el politólogo.

Según Fuentes, Kast tiene posturas “muy similares” a las de Bolsonaro incluso desde antes de que surgiera con fuerza la figura del presidente electo de Brasil; pero su victoria, afirmó, “contribuye a darle legitimidad o más viabilidad política” al expresidenciable chileno.

Una semana antes de la segunda vuelta, Kast se reunió con Bolsonaro en la ciudad de Río de Janeiro, en el sudeste de Brasil.

Ordóñez en Colombia

Aunque sin la relevancia de Kast en Chile, países como Colombia tienen también sus actores políticos cuyas ideas y propuestas más se acercan a quien será el sucesor de Michel Temer en la nación más grande de Sudamérica.

Es el caso del actual embajador de Colombia en la Organización de los Estados Americanos (OEA), Alejandro Ordóñez, designado por el presidente Iván Duque el pasado mes de agosto.Además de sus posturas contrarias a la interrupción del embarazo y al matrimonio y la adopción por parte de personas del mismo sexo, el ex procurador general de la Nación (2009-2016) tiene en su historial el haber participado en 1985 de una quema pública de libros en la ciudad de Bucaramanga (norte).

Entre los volúmenes incinerados había obras del escritor colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura en 1982, y de los filósofos Jean-Jacques Rosseau y Karl Marx.

Por este tipo de acciones y sus posturas frente a la nueva agenda de derechos, la nominación de Ordóñez, cercano colaborador del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), fue duramente criticada.”Duque ha nombrado como nuestro embajador en la OEA a un homófobo, antisemita y fascista”, escribió entonces el actual senador Gustavo Petro, quien en las últimas elecciones presidenciales perdió en segunda vuelta con Duque.

Días atrás, Ordóñez fue señalado como la posible fuente de una información publicada por el diario brasileño Folha de Sao Paulo en la que autoridades del Gobierno colombiano afirmaban que Bogotá apoyaría a Brasil si este país optaba por intervenir militarmente Venezuela.

El ex procurador general de Colombia negó haber hecho tales afirmaciones.

Centro debilitado

La aparición o expansión de figuras ubicadas en la extrema derecha del espectro político responde a un “debilitamiento” de las posiciones de centro, a las que les está yendo “muy mal” en términos electorales, explicó Fuentes, autor de numerosos libros sobre la política interna de Chile.

También la crisis de seguridad pública que afecta a la mayoría de los países de la región, y “la crisis de la Iglesia Católica”, que ha visto cómo ha perdido terreno a manos de “grupos más conservadores”, como los evangélicos, explican este resurgir de una agenda que parece querer devolver a la región a los años previos a la llegada al poder de Gobiernos progresistas.El analista destacó que las elecciones presidenciales de Brasil fueron “particularmente muy observadas” por los partidos políticos chilenos, en especial por las agrupaciones de derecha y centroderecha.

La victoria de Bolsonaro “genera todo un debate dentro de la derecha respecto de posiciones más moderadas, más de liberales de derecha, versus estas posiciones más radicales y conservadoras”, dijo Fuentes.

El triunfo del exmilitar “ha tenido un impacto en el debate político sobre qué tipo de derecha debiese gobernar”, añadió, afirmando que es una discusión que se extiende en toda la región.Bolsonaro fue electo presidente de Brasil el pasado 28 de octubre luego de triunfar en la segunda vuelta de las elecciones de su país ante el candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad.

El candidato ultraderechista obtuvo 55% de los votos, contra 45% de su rival.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.