Las heridas se curan más rápido durante el día que por la noche. Esta es la razón

En el año 2017, los investigadores de la Universidad de Cambridge examinaron cómo las células de la piel llamadas fibroblastos respondían de manera diferente según la hora del día. Las implicaciones del estudio fueron fascinantes: la reparación del tejido dañado podía variar drásticamente según el momento de la lesión.

Su trabajo cambió la forma de pensar de hace décadas. Antes se creía que los ritmos circadianos, los cambios biológicos que siguen un ciclo diario y responden al día y la noche, estaban controlados únicamente por el “reloj maestro” del hipotálamo del cerebro. Sin embargo, el estudio cambió la perspectiva: el mantenimiento del tiempo biológico se extiende a todas las células del cuerpo.

Cuando nos hacemos una herida, las células de la piel que comentábamos, los fibroblastos, migran al área afectada y producen proteínas restauradoras (como el colágeno) que ayudan a reconstruir el tejido dañado. Ocurre que estos primeros respondedores dependen de una proteína llamada actina para hacer su trabajo. ¿Qué pasa cuando no hay suficiente? Que la motilidad de los fibroblastos se ve afectada.

Cuando esto ocurre, lo que determina los niveles de actina es el ritmo circadiano. Y como cualquiera de nosotros, estas células de la piel son esclavas del ciclo día-noche.

Para estudiar cómo funciona esta actividad, los científicos de Cambridge examinaron los cultivos de fibroblastos cultivados en placas de Petri. Cuando los cultivos se analizaron en diferentes momentos, las heridas sufridas en condiciones simuladas de “noche” se curaron más lentamente que durante el día. Esto ocurrió debido a las diferentes velocidades de respuesta de los fibroblastos. Según explican los autores:

Esto es consistente con la capacidad migratoria de las células, adyacente a una herida naciente, determinada por el estado dinámico de la actina en la fase circadiana cuando se incurre en la herida.

Luego pasaron a realizar pruebas con ratones, y los resultados fueron idénticos: los animales se curaban más rápido si se mantenía un corte durante sus horas de vigilia que cuando normalmente habrían estado dormidos:

Vemos constantemente una diferencia doble en la velocidad de curación de la herida entre el día y la noche del reloj corporal. Además, estas respuestas pueden ser manipuladas. Tanto en las células como en los ratones, podemos restablecer la respuesta de curación del tejido engañando a las células para que crean que es una hora diferente del día, como encender las luces por la noche y apagarlas a diferentes horas del día para los ratones o usar fármacos que alteren el reloj en las células en el laboratorio.

Image: Fibroblastos (Wikimedia Commons)

Esta “manipulación” es precisamente una de las claves de su estudio, ya que podría tener unas implicaciones potencialmente enormes en los tratamientos médicos. Por ejemplo, los investigadores creen que permitiría a los cirujanos adaptar las operaciones a los momentos en que los pacientes pueden responder mejor.

De hecho, tras los resultados del estudio pionero que tuvo lugar en 2017, el equipo analizó los datos clínicos de pacientes que habían recibido lesiones por quemaduras. Encontraron un diferenciador sorprendente en los resultados del tratamiento.

Y es que las quemaduras sufridas en la noche (definidas entre las 8 pm y las 8 am) tomaron en promedio de un 60% más de tiempo para curarse que las mismas lesiones sufridas durante el día: 28 días para quemaduras nocturnas, en comparación con solo 17 días para quemaduras recibidas entre las 8 am y 8 pm.

Se necesitan más estudios que están teniendo lugar en estos momentos, pero todo indica que se podría conducir a nuevos tipos de tratamientos médicos centrados en la ciencia de los ritmos circadianos. “No solo se pueden identificar nuevos objetivos farmacológicos, sino que también se puede aumentar la efectividad de las terapias establecidas al cambiar la hora del día en que se administran”, zanjan los investigadores. [MRCScienceAlert]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.