Los fans de un YouTuber recaudaron 18.000 dólares para devolverle una colección de Lego robada

Aunque muchas veces parece que Internet solo sirve para criticar y hacer memes, también es importante recordar que muchas personas en Internet tienen un gran corazón y ayudan cuando pueden. Esto es justo lo que ha pasado cuando el YouTuber republicattak, coleccionista de Lego por más de una década, publicó un vídeo desgarrador en el cual contaba que le habían robado toda su colección.

Republicattak, que empezó su canal de YouTube en 2010 y vive en Francia, es conocido por subir vídeos mostrando sus creaciones propias de Star Wars construidas con Legos. Su colección tenía un valor estimado de $18.000. Sin embargo, en octubre, republicattak subió un vídeo a YouTube donde contaba, entre lágrimas, que había sido víctima de un robo.

El YouTuber comentó que iba a dejar de hacer creaciones con Lego ya que no había forma de recrear su colección: costaría demasiado dinero. Republicattak le dio las gracias a su público por seguirle por ocho años, durante los cuales sus vídeos recibieron casi siete millones de visualizaciones, y les deseó lo mejor.

Después de la publicación de su vídeo, Internet se puso a trabajar. Un usuario con el nombre de Ryan McCullough, de Melbourne, Florida, decidió lanzar una campaña en la plataforma de crowdfunding GoFundMe con el objetivo de ayudar al YouTuber a rehacer su colección. McCullough originalmente solo quería recaudar $1.000.

Al final, su campaña recibió $18.350, casi el valor total de la colección de republicattak. El YouTuber, por su parte, se quedó casi sin palabras.

“Me sentí muy solo cuando descubrí el robo. Decidí hacer un vídeo para expresar lo que estaba sintiendo y “desahogarme” con algunas personas”, escribió republicattak en Twitter. “Estoy muy sorprendido por la compasión que me han mostrado y no me esperaba nada así. No sé cómo reaccionar”.

Republicattak añadió que las acciones de personas en Internet le habían dado la voluntad para seguir adelante con su pasión para Lego.

No obstante, aunque estaba agradecido por las donaciones que había recibido, dijo que no quería recibir más dinero del que perdió cuando le robaron sus Legos. Por lo tanto, le pidió a McCullough que cerrará la campaña cuando había recaudado $18.350. Republicattak publicó un vídeo expresando su gratitud poco después.

Republicattak actualmente está buscando un nuevo sitio para construir y guardar sus Legos. En Twitter, comentó que se sentía como un Jedi durante una prueba, ya que había decidido no comprar más Legos hasta que tuviera un nuevo sitio seguro.

“Quizá la próxima vez debería construir algo tan grande que es imposible destruirlo y robarlo”, escribió republicattak. En la misma publicación, dio una pista de lo que podría ser: la Estrella de la Muerte.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.