Los taiwaneses se pronuncian en referendo contra el matrimonio gay

Los taiwaneses votaron este sábado a favor de una propuesta para que se reconozca el matrimonio como una unión exclusivamente entre un hombre y una mujer, una clara derrota para los defensores de la causa gay.

La propuesta presentada en referéndum cosechó unos siete millones de votos, un millón más que los apoyos que recibió la proposición favorable al matrimonio homosexual.

La justicia taiwanesa había allanado en 2017 el camino para las uniones entre personas del mismo sexo, una decisión que no fue implementada. Desde entonces, los opositores de la medida se organizaron para pedir un referéndum, y lo mismo hicieron los defensores.

AFP / Chris STOWERSUn veterano de la defensa de los derechos de los homosexuales, Chi Chia-wei, al llegar a votar en un colegio electoral de Taipéi, el 24 de noviembre de 2018

Los taiwaneses pudieron pronunciarse concretamente sobre cinco propuestas diferentes relativas al matrimonio homosexual, en una jornada de plebiscito popular sobre una decena de cuestiones, además de elecciones locales.

La propuesta progay, que proponía que el Código Civil otorgara el derecho a casarse a las personas del mismo sexo, solo obtuvo tres millones de votos.

El Tribunal Supremo taiwanés había dado dos años en 2017 para que se legislara sobre el matrimonio homosexual. Aunque el gobierno ha afirmado que los resultados de este sábado no modifican esos planes, los defensores de la causa LGTB expresaron su temor a que esos proyectos se vean frenados en seco tras la jornada electoral.

– Derrota para la presidenta –

Además de los referendos, el electorado acudió a las urnas para las elecciones de medio mandato, en 22 ciudades, en las que el gobernante Partido Demócrata Progresista (DPP) sufrió una dolorosa derrota.

AFP / SAM YEHLa presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, en rueda de prensa en la sede de su Partido Progresista Democrático, a cuyo liderazgo renunció, el 24 de noviembre de 2018 en Taipéi

La presidenta del país, Tsai Ing-wen, renunció inmediatamente como líder del partido, lo que arroja dudas sobre sus perspectivas de reelección en 2020.

El Kuomintang (KMT), principal partido opositor, ganó terreno enmarcando los comicios como un voto de desconfianza hacia Tsai y prometiendo impulsar la economía, así como unas relaciones pacíficas con China.

Los comicios representaban un test de medio mandato para Tsai, que se enfrentaba a críticas por reformas internas, como los recortes en pensiones, pero también a la preocupación por los deteriorados vínculos con China.

“Dimito como líder del DPP. Nuestros esfuerzos no fueron suficientes y decepcionamos a todos nuestros seguidores que lucharon con nosotros. Quiero expresar nuestras más sinceras disculpas”, dijo Tsai a los periodistas.

El KMT, que lideró un deshielo con Pekín antes de que Tsai asumiera el cargo en 2016, declaró haber ganado en 15 de los 22 puestos en juego en ciudades y condados. Antes de los comicios, solo gobernaba en seis ciudades. En cambio el DPP, que tenía 13 ciudades, declaró haber ganado en solo seis, perdiendo su bastión tradicional en la ciudad de Kaohsiung por primera vez en 20 años.

Aún tienen que anunciarse los resultados para la alcaldía de Taipéi, la capital.

AFP / –Han Kuo-yu, del Kuomintang, el principal partido opositor de Taiwán, celebra una victoria electoral el 24 de noviembre de 2018 en Taipéi

Desde que Tsai llegó al poder, en 2016, Pekín intensificó su presión militar y diplomática sobre Taiwán. China considera que Taiwán es parte de su territorio, que tarde o temprano tendrá que anexar a China continental, mientras que Taiwán se considera un Estado soberano, aunque nunca declaró su independencia.

Tsai se ha negado a reconocer la postura de Pekín de que Taiwán es parte de “una China”, a diferencia de su predecesor del KMT, Ma Ying-jeou. Antes de la votación, los funcionarios del DPP repitieron que creían que China se había entrometido en los preparativos de las elecciones a través de una campaña de “noticias falsas”.

Al ser preguntado sobre los comicios, un portavoz de la Oficina para Asuntos de Taiwán de Pekín consideró que los resultados reflejan “la fuerte voluntad del público en Taiwán de compartir los beneficios de […] un desarrollo pacífico a los dos lados del estrecho de Taiwán”, informó la agencia oficial Xinhua este domingo.

Según Ma Xiaoguang, China seguirá “oponiéndose con determinación a los elementos separatistas que abogan por la ‘independencia de Taiwán’ y sus actividades”.

Otro referéndum que proponía cambiar el nombre con el que Taiwán participa en las competiciones deportivas internacionales, que provocó el enfado de China, fue rechazado por 5,5 millones de votos, frente a 4,6 a favor.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.