Más de 7 millones de cubanos participan en debate constitucional en Cuba

Más de siete millones de ciudadanos cubanos expresaron sus opiniones y sugerencias acerca de la futura Carta Magna del país en el marco del proceso de discusión y debate popular de la reforma constitucional.

Según cifras ofrecidas a la prensa por Marcela González, integrante del Centro Nacional de Procesamiento de la información obtenida en las 111,872 reuniones de base efectuadas hasta el cierre de octubre, de las 135,000 totales —el proceso finaliza el 15 de noviembre—, se habían contabilizado 1 445.289 intervenciones de la ciudadanía.

Se supo además, que hasta esa fecha se habían presentado 659,527 propuestas de añadidura, eliminación o modificación, esta última la forma más recurrente de los planteamientos.Uno de los aspectos que llama la atención en este proceso de debate y discusión popular del proyecto de Constitución es que, en opinión de muchos, dejó atrás el viejo y dañino concepto de unanimidad y donde cada ciudadano, con entera libertad, ha expresado sus puntos de vista alrededor de la propuesta constitucional.

Desde que se inició el proceso de discusión el pasado 13 de agosto, para analizar y discutir los 224 artículos que incluye el anteproyecto de Reforma Constitucional, la voz popular se ha sentido presente en las miles de asambleas efectuadas en centros de trabajo, escuelas, universidades, institutos, unidades militares, barrios, y cooperativas campesinas.

En cada reunión las opiniones emitidas han sido coincidentes o discrepantes con la propuesta, se han sugerido añadiduras o eliminaciones, pero lo importante es que se ha desarrollado un ejercicio de democracia participativa, donde cada cubano se ha sentido protagonista en la discusión de la ley de leyes que definirá los destinos de la isla.Más allá de cualquier resultado legal, la discusión del proyecto constitucional abrió un debate a nivel nacional y la gente —por primera vez en muchos años— siente que será tomada en cuenta respecto a los cambios que puedan suceder en la sociedad cubana, tanto en lo político, social o económico.

Sin dudas, esta era una deuda enorme con la sociedad cubana en su conjunto, acostumbrada por muchos años a una forma de gobierno vertical, donde cada disposición, ley o modificación del proyecto social que se vive en la Cuba de los últimos 60 años, solo se discutía y decidía en las altas esferas gubernamentales, y donde se aprobaban de manera unánime, aun cuando en la base existieran criterios divergentes.

Varias personas consultadas coinciden en que la mayor fortaleza del debate está en la intención y la decisión de escuchar al pueblo, porque —comentó un joven estudiante universitario consultado— “cada cubano va a tener la expresión de su pensamiento, manifestado en la construcción de su proyecto de país”.Pero no todo es color de rosa cuando se pulsa la opinión popular. Algunos se preocupan de que las opiniones del pueblo puedan caer en “saco roto”, porque de este proyecto “quedará definido el futuro del país”.

Muchos coinciden que el gran desafío está en la conjunción de opiniones en torno a la nueva Constitución, es conseguir que esta, después de ser aprobada en referéndum, se parezca al país que los cubanos aspiran a construir para el futuro.

También piensan que este es un proceso necesario y valiente, que permitirá readaptar a la Revolución cubana a los nuevos tiempos que corren y lograr construir el proyecto de país que verdaderamente quieren más de 11 millones de cubanos.Entre sus principales logros, opinan los cubanos, está la modificación de principios jurídicos que permitirán dar plenos derechos a las personas necesitadas de representación legal, el reconocimiento de la igualdad de género sin ningún tipo de discriminación, y la apertura a una participación más activa en las decisiones políticas.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.