Misión Génesis: la verdadera historia detrás de esta foto de la NASA que muestra un platillo volante accidentado

La imagen que vemos se subió a la web Astronomy Picture of the Day. La NASA la ha titulado con la enigmática frase “Un platillo volador se estrella en el desierto de Utah”, y aunque pueda parecerlo, la agencia no está discutiendo sobre extraterrestres que visitaron la Tierra. Esta fue la historia real.

Junto al título, la NASA continua con la siguiente descripción:

El platillo volante del espacio exterior se estrelló en el desierto de Utah después de ser rastreado por un radar y perseguido por helicópteros.

Y es totalmente cierto, aunque no como se podría suponer. La historia se remonta al año 2004, momento en que tuvo lugar la escena como parte de la Misión Génesis. El “platillo” estrellado, medio enterrado en la arena del desierto, era en realidad la cápsula de retorno de la nave espacial Genesis. Y se suponía que no debía aterrizar de manera tan brutal.

El 8 de agosto del año 2001 se lanzaba la misión, un esfuerzo ambicioso de la agencia por enviar una nave al viento solar de nuestra estrella, reunir muestras y devolverlas a la Tierra. Al recopilar datos sobre la composición de las partículas cargadas que fluyen desde la corona solar esperaban determinar con precisión la composición del Sol y aprender más sobre los elementos que existían cuando se formaron los planetas del Sistema Solar.

Image: Genesis (Wikimedia Commons)

Para traer de vuelta las muestras la nave estaba equipada con una cápsula de retorno que contenía un recipiente de materiales de viento solar reunidos cuando la nave pasó dos años orbitando el punto de Lagrange 1.

Allí, Genesis consiguió las capturas al desplegar una serie de colectores, cada una cargado con materiales de alta pureza como aluminio, zafiro, silicio e incluso oro. Según explicó el científico del proyecto Amy Jurewicz en septiembre de 2004:

Los materiales que utilizamos en los conjuntos de colectores de Genesis tenían que ser lo suficientemente fuertes físicamente para ser lanzados sin romperse; retener la muestra mientras el Sol la calentaba durante la recolección, y ser lo suficientemente puros para poder analizar los elementos del viento solar después del retorno a la Tierra.

Sin embargo, cinco después de las palabras de Jurewicz, dicha cápsula de muestra se estrelló contra el suelo en Utah a una velocidad estimada de 310 km/h. Lo que ocurrió fue que no se liberó el paracaídas preliminar que debía ralentizar y estabilizar el descenso. Luego, un paracaídas principal se debía inflar, proporcionando a la cápsula un suave descenso. Tampoco se abrió.

Image: Miembros del equipo de Genesis inspeccionan el daño en la cápsula (NASA)

Como se aprecia en la imagen colgada del accidente, hay helicópteros cerca, todos listos para enganchar la cápsula en el aire y transportarla directamente a una sala limpia para evitar la contaminación de las muestras. Tampoco ocurrió debido al accidente.

Tras una investigación exhaustiva, se descubrió que el error se debió a un conjunto diminuto de sensores: se habían sido instalado al revés. Estos pequeños dispositivos detectaban las fuerzas g cuando la cápsula caía en picado hacia el suelo y desencadenaba el despliegue de los paracaídas.

Desgraciadamente para la misión, el impacto provocó graves daños, destruyendo varios de los arreglos y contaminando la preciosa carga que contenía. No obstante, la misión no fue un rotundo fracaso. Algunos de los materiales resistentes de los colectores sobrevivieron, y los investigadores lograron limpiar las superficies sin alterar el material solar incrustado en el interior.

Con Genesis aprendimos detalles sin precedentes sobre la composición del Sol y las diferencias elementales entre nuestra estrella y los planetas internos del Sistema Solar. [NASA vía ScienceAlert]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.