Muere un australiano 8 años después de haberse comido una babosa por un reto

Sam Ballard tenía 19 años en el 2010 cuando, en una fiesta con amigos, quiso demostrar que sería capaz de comerse una babosa que pasaba junto a ellos en el suelo. Ocho años más tarde, Ballard ha fallecido tras pasar todo este tiempo muy enfermo y paralizado casi por completo.

El australiano sufría de una enfermedad conocida como angiostrongiliasis, una extraña infección ocasionada por un parásito que se puede encontrar en algunos animales como las ratas, y después es pasado a los caracoles y babosas, quienes pueden enfermar a los humanos.

Todo comenzó como un reto inocente entre amigos, según cuenta la madre de Ballard y sus amigos que estaban en la fiesta. Era un grupo de jóvenes reunido en el patio de una casa “intentando parecer adultos”, según uno de los amigos, cuando todos vieron una babosa pasar frente a ellos:

“Estábamos sentados tomando vino tinto, tratando de actuar como adultos, cuando apareció una babosa. En ese momento todos comenzamos a preguntarnos, ‘¿debería comerla?’ Y Sam se atrevió y lo hizo. Así fue”.

Angiostrongiliasis.
Image: Wikimedia Commons.

A Ballard no le sucedió nada al principio, pero días más tarde comenzó a quejarse de dolor y rigidez en sus piernas. Tras ir al médico, fue diagnosticado con la infección, y poco después desarrolló un extraño tipo de meningitis como consecuencia de la angiostrongiliasis, lo que lo dejó en coma durante 420 días (casi 14 meses).

Tras salir del coma, Ballard quedó con daño cerebral permanente, lo que lo dejó paralizado de sus extremidades y sufriendo de convulsiones. Ahora, a sus 27 años de edad, ha fallecido de complicaciones en su salud.

Los médicos explican que una infección como la del joven australiano es algo muy raro, al igual que el extraño caso de meningitis que sufrió como consecuencia. De todas formas, cada vez más países están sufriendo casos de angiostrongiliasis desde hace algunos años. La forma más común de contraer el parásito es comiendo caracoles infectados poco cocinados, o comer algún producto que haya estado en contacto con la baba de babosas o caracoles infectados y no hayan sido lavados correctamente. [News.com.au / The Projectvía Motherboard]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.