Museo Getty de California: ¿qué tiene de especial su arquitectura para protegerlo de los incendios?

La imponente sede del Museo Getty se encuentra en la cima de una colina.

El centro de exposiciones, ubicado en el estado de California, en la costa del Pacífico estadounidense, alberga una colección extraordinaria.

Piezas de arte de la era griega, romana y etrusca, así como obras europeas que van desde la Edad Media hasta principios del siglo XX. Adicionalmente, tiene fotografías desde los inicios de esta técnica hasta la actualidad.

La región en la que se encuentra el museo es particularmente propensa a incendios forestales, y la consideración de ese elemento fue fundamental en la concepción y construcción de la estructura.

Es así como se ha logrado proteger al edificio de las devastadoras llamas que han causado tantos daños en California.

De hecho, en 2017, el incendio forestal de Skirball, en el vecindario de Bel Air, en la ciudad de Los Ángeles, estuvo muy cerca del Getty, ubicado en esa urbanización.

Manuscrito: Abbess Opportuna con personal y libro.Derechos de autor de la imagenTHE J. PAUL GETTY MUSEUM
Las obras de arte del Museo Getty incluyen piezas de diferentes períodos históricos.

Agua y fortaleza

En esa oportunidad, relata el periódico estadounidense The New York Times, una brasa llegó a la colina e inició un pequeño incendio.

Pero, continua el diario, la tierra estaba húmeda, empapada gracias al sistema de irrigación alimentado por un tanque de agua que se encuentra bajo el estacionamiento y tiene la capacidad de almacenar poco más de un millón de galones de agua.

El proceso de irrigación, que funciona con una red de tuberías subterráneas, se activa si alguna chispa cae en el terreno que rodea al museo.

Las paredes también son claves en la prevención de incendios. Las internas están hechas de concreto reforzado y las externas de mármol travertino.

De acuerdo al sitio web del centro de exposiciones de Getty, se usaron casi 300.000 bloques de mármol travertino en la pared exterior que se extiende por más de 90.000 m². Las 16.000 toneladas que se necesitaron vinieron de la zona de Bagni di Tivoli, en Italia, ubicada a más de 20 kilómetros al este de Roma.

Vista aérea del museo.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
La pared externa de la estructura tiene casi 300.000 bloques de mármol.

Tecnología innovadora

Las particularidades de su construcción hacen que el edificio cumpla con los estándares de resistencia al fuego tipo 1.

“Tiene un sofisticado sistema de filtración que puede expulsar el aire hacia afuera, lo que evita que el humo y las cenizas puedan entrar en las galerías”, le explicó Ron Hartwig, vicepresidente de comunicaciones de la Fundación Getty, a CNN en diciembre de 2017, cuando el incendio de Skirball ocurrió.

Pero eso no es todo.

“Los techos están cubiertos de piedras machacadas y el museo está diseñado como una serie de nódulos independientes”, explica un artículo de la publicación Popular Science.

Y prosigue: “Si el fuego llegara a uno de los salones -lo que es muy poco probable- no podría esparcirse a las otras galerías gracias a unas puertas automáticas contra incendios, que sellan cada espacio del humo y las llamas que puedan estar alrededor”.

Incendio en Paraíso, California, noviembre 2018Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
El estado de California es propenso a incendios forestales

Considerando el contexto

Adicionalmente, el personal del museo toma otras medidas para disminuir la posibilidad de que el fuego pueda llegar al edificio.

El mantenimiento de las plantas en los alrededores de la estructura, que fueron seleccionadas especialmente, es fundamental, en particular por la ubicación del museo. Y es que las ramas que se encuentran cerca de la tierra pueden contribuir a que las llamas se esparzan.

Así que en vez de quitarle las hojas a las plantas de sus alrededores, “los paisajistas del Getty cortan regularmente los numerosos robles para asegurarse de que sus copas estén alejadas del suelo“, según Popular Science.

La publicación refiere que, además, parte del personal del museo se entrena con el departamento de bomberos de la ciudad para saber cómo lidiar con el fuego.

También que, anualmente, se evalúa el funcionamiento del sistema de emergencia.

La preparación del terreno para la construcción se inició en 1987 y la obra se prolongó por 10 años. Fue diseñado por la firma de arquitectos Richard Meier & Partners y, según Popular Science, costó US$700 millones.

Con información de BBC Mundo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.