P.Rico, en riesgo por falta de plan para desastres

Más de un año después de que el huracán María tomase por sorpresa al gobierno de Puerto Rico, funcionarios reconocen que aún no se ha elaborado un plan para enfrentar próximos desastres y que no está claro cuándo se hará.

Durante meses, el ejecutivo del territorio estadounidense insistió en que tenía un plan contra desastres completo y actualizado, señalando que se mantenía en secreto para proteger la información sobre infraestructuras vulnerables y los datos de contacto privados de los funcionarios.

Pero una demanda presentada por el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico hizo que las autoridades admitiesen el mes pasado que el plan no aborda supuestos catastróficos como huracanes y terremotos, lo que generó indignación en una isla donde muchos culpan al gobierno de las 2.975 muertes que se estima están ligadas al paso de María, un huracán de categoría 4 que azotó la isla en septiembre de 2017.

“El gobierno claramente le ha fallado al pueblo y le ha ocultado de que el plan estaba en revisión”, Nazario Lugo, ex director ejecutivo de la agencia de gestión de emergencias de la isla y presidente de la Asociación de Manejadores de Emergencias boricua.

“Estamos hablando de la vida de los ciudadanos. Alguien no va a reaccionar de la manera que debe reaccionar. Esto es un trabajo de equipo, y cuando un equipo no está afinado, y no está en sus posiciones, falla”, agregó. “Aquí se pierden vidas”.

Por su parte, Carlos Acevedo, director de la Agencia para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres de Puerto Rico, no respondió a las peticiones de comentarios acerca de los motivos por los que el plan no ha sido actualizado.

En una vista judicial el pasado 30 de octubre, la abogada del gobierno Tania Fernández dijo que desconocía cuándo estaría listo el operativo y cuándo se haría público porque las autoridades aún no han contratado a los expertos para elaborar dichos documentos.

Un plan parcial revelado por el gobierno el mes pasado destaca los riesgos de una preparación deficiente y culpa a gobiernos anteriores.

“Las consecuencias del huracán María dejaron claro que no teníamos planes de emergencia que contemplen estos escenarios, ni los recursos suficientes para enfrentar desastres catastróficos de tal magnitud histórica”, afirmó el documento.

Sin embargo, Lugo y otro antiguo director de la agencia, Epifanio Jiménez, dijeron que Puerto Rico tenía un plan para afrontar un huracán de categoría 4, que se elaboró tras el paso de Hugo, un meteoro de categoría 3 que golpeó la isla en 1989. Señalaron que el ejecutivo del gobernador Ricardo Rosselló no lo siguió.

“Están utilizando el impacto de María (…) para justificar lo injustificable”, apuntó Jiménez sobre lo que muchos consideran una respuesta chapucera de las autoridades ante la tragedia. “El peor enemigo del manejo de emergencias es la improvisación, y eso lo vimos”.

Según Lugo y Jiménez, la respuesta de emergencia se vio obstaculizada por la falta de combustible y conductores de camiones, por la falta de comunicación entre las agencias del gobierno local, porque los suministros no llegaron con suficiente rapidez y los funcionarios desconocían las necesidades inmediatas de cada municipalidad.

Pese a la falta de un plan formal finalizado, las autoridades locales y federales han aprendido la lección con María y están más preparadas de lo que estaban antes del meteoro, afirmó Jesús Cuartas, jefe de planificación operativa de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), quien pidió paciencia.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.