Periodista japonés liberado en Siria: cometí error “tonto”

Un periodista japonés liberado tras más de tres años retenido en Siria pidió disculpas al gobierno el viernes y dijo que fue secuestrado nada más cruzar la frontera porque cometió “un error tonto” antes incluso de empezar a trabajar.

Jumpei Yasuda, que ofreció una rueda de prensa multitudinaria, la primera tras quedar libre, dijo que viajó a Siria en junio de 2015 para ver por sí mismo qué estaba ocurriendo realmente y cómo afectaba el conflicto a la gente de a pie, incluyendo mujeres y niños, además de a los soldados.

Yasuda, un respetado conocido por sus reportes desde zonas de conflicto, admitió que tomó una decisión equivocada al cruzar al país cuando su escolta local cambió repentinamente de planes y él siguió a un par de guías desconocidos en su lugar. La pareja lo agarró, lo empujó dentro de un auto y lo retuvo en una casa.

“Elegí el camino equivocado (…) Fue un error tonto impensable”, apuntó añadiendo que él es completamente responsable de su sufrimiento.

“A todo el mundo que ayudó a lograr mi liberación y a los que se preocuparon por mí, me disculpo profundamente y me gustaría expresarles mi sincero agradecimiento. Muchas gracias”, dijo Yasuda, vestido con un traje oscuro con corbata, mientras inclinaba la cabeza. “Siento que el gobierno japonés haya tenido que implicarse por mi culpa”.

Yasuda fue secuestrado por la filial de Al Qaeda en Siria, conocida entonces como Frente Nusra, aunque el grupo nunca le reveló su identidad. La organización lo entregó después al Partido Islámico Turkistán, mayormente formado por yihadistas chinos establecidos en Siria, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Gran Bretaña que monitorea la guerra siria. El periodista dijo que a principios de año estuvo en un penal controlado por uigures, uno de los múltiples lugares a los que fue trasladado en sus 40 meses de cautiverio.

Fue liberado el 23 de octubre, cuando sus captores lo llevaron a un punto de encuentro para entregarlo a las autoridades turcas. Le retiraron la venda que le cubría los ojos al llegar al centro para migrantes de Antakya, en el sur de Turquía.

Aunque en general la población celebró el regreso de Yasuda, algunos lo calificaron de intrépido problemático.

Yasuda empezó a informar sobre Oriente Medio a mediados de la década del 2000. En 2004 fue secuestrado en Irak junto a otros tres japoneses, pero quedó libre luego de que clérigos islámicos negociaron su liberación.

Siria ha sido uno de los países más peligrosos para los periodistas desde el inicio de la guerra en marzo de 2011, con decenas de reporteros asesinados o secuestrados.

___

La periodista de The Associated Press Mari Yamaguchi está en Twitter en https://twitter.com/mariyamaguchi

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.