Pese a la presión de Bruselas, el presupuesto italiano “no cambia”

El gobierno de coalición italiano confirmó que mantiene sin cambios su presupuesto, desoyendo a la Unión Europea, que le había dado de plazo hasta este martes para reducir el déficit previsto, so pena de sanciones cuya aplicación, de todas formas, parece poco probable.

“El presupuesto no cambia, ni en los balances ni en la previsión de crecimiento. Estamos convencidos de que este presupuesto es el que el país necesita para recuperarse”, declaró Luigi Di Maio, vice primer ministro y líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema).

“Nuestro objetivo es mantener el déficit en 2,4% del PIB y nos comprometemos a mantenerlo”, añadió ante la prensa tras un consejo de ministros y una reunión con su aliado Matteo Salvini, jefe de la Liga (ultraderecha), y con el jefe de gobierno, Giuseppe Conte.

El gobierno añadió no obstante cláusulas de salvaguardia para mantener sus objetivos, con un mecanismo de control automático de los gastos y un plan de cesión de bienes inmobiliarios del Estado que equivaldría al 1% del PIB, pero sin tocar “las joyas de las familias”, según Di Maio.

AFP / Daniel MIHAILESCUEl ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, en una rueda de prensa en Bucarest el 23 de octubre de 2018

“Trabajamos en un presupuesto que garantice más empleos, más derechos para la jubilación y menos impuestos […]. Si esto conviene a Europa, mejor, si no conviene a Europa, seguimos a pesar de todo”, había dicho Salvini al llegar a esta reunión.

Para la coalición de gobierno, el llamado presupuesto ‘contra la austeridad’ ha sido diseñado para incrementar el crecimiento y reducir el déficit público y la deuda.

Pero por primera vez en la historia de la Unión Europea, el plan de presupuesto de un país fue rechazado el pasado 23 de octubre.

La Comisión estima que Roma no va a poder respetar los umbrales, ya que calcula que las medidas previstas en el presupuesto pueden elevar el déficit a 2,9% el año próximo y a 3,1% en 2020. Predice por lo tanto un crecimiento del 1,2%, mientras que Roma prevé 1,5%.

– “Tender la mano” –

Según los medios italianos, el ministro de Economía, Giovanni Tria, enviará en las próximas horas una carta a Bruselas para explicar la decisión del gobierno, junto a una presentación de las reformas estructurales y del plan de inversiones previstas por el gobierno.

AFP / Alain BOMMENELEl “peso” de la deuda italiana

Al negarse a cambiar su plan de presupuesto, Roma está expuesta a la apertura de un “procedimiento de déficit excesivo”, que puede generar multas financieras correspondientes al 0,2% de su PIB (alrededor de 3.400 millones de euros).

La UE y los mercados están preocupados porque Italia ya padece las consecuencias de la enorme deuda pública de 2,3 billones de euros, que representa aproximadamente el 131% de su PIB, la segunda más alta de la zona del euro después de Grecia.

Ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo, la canciller alemana, Angela Merkel, insistió en que la UE quería “tender la mano” a Italia.

“Italia también adoptó numerosas reglas que tenemos todos en común ahora”, recordó. “Espero que se encuentre una solución”.

AFP / FREDERICK FLORINLa canciller alemana, Angela Merkel, durante un debate en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo, el 13 de noviembre de 2018

Por su parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha multiplicado sus pedidos de diálogo, con la esperanza de llegar a un “compromiso”.

Según Lorenzo Codogno, fundador de la firma LC Macro Advisors, “la Comisión cumplirá el primer paso para llevar a Italia hacia el procedimiento de déficit excesivo (EDP) cuando divulgue una actualización del informe sobre la deuda el 21 de noviembre”.

Para finales de enero Italia entrará en el procedimiento de déficit excesivo y contará con un plazo de tres a seis meses para preparar el plan de corrección, lo que le permitirá participar en las elecciones europeas sin obstáculos, aseguró el economista.

“No va a pasar nada antes de la entrada en funciones de la nueva Comisión Europea”, en el otoño boreal de 2019, recalcó.

Según Codogno, serán los mercados financieros, “como de costumbre”, los verdaderos guardianes de la disciplina presupuestaria.

Desde mediados de mayo, el diferencial entre la tasa de endeudamiento italiana y la alemana, el llamado ‘spread’, oscila en torno a los 300 puntos básicos, frente a 130 de media en los primeros cuatro meses del año.

Según el Banco Central de Italia, esto representa un costo adicional de 1.500 millones de euros en intereses durante seis meses.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.