Por qué a los perros les gusta esconderse debajo de las camas

Si has tenido o tienes perros en casa es posible que hayas vivido la situación: en determinados momentos, el animal se “esconde” debajo de una de las camas. ¿Por qué lo hace? Como en muchas otras ocasiones con los comportamientos de los perros, no hay una única respuesta.

Tal y como explica el experto Chris Miksen, normalmente se trata de un comportamiento inofensivo. Los perros se esconden debajo de la cama (a veces en otras áreas parecidas oscuras y pequeñas) principalmente porque les resulta un lugar cómodo para relajarse y tomar una siesta.

Y es que los pequeños espacios contenidos hacen que los animales se sientan seguros y les ayude a relajarse más fácilmente. Además, los perros también disfrutan de la temperatura que se crea debajo de la cama, igual que lo hacen en la alfombra (a veces en el suelo si está fresco y es verano).

Sin embargo, como explican en la página The Nest, hay otras razones más preocupantes por las cuales podría estar escondido debajo de la cama, incluyendo la ansiedad o la enfermedad. Por ejemplo, si los perros están lidiando con algún tipo de dolor corporal es posible que quieran encontrar un lugar estrecho para desaparecer un poco.

Screenshot: YouTube

No sólo eso, un perro también puede esconderse en momentos de alta ansiedad, como en fuertes tormentas o fiestas donde hayan fuegos artificiales, lo cual les suele generar pánico. En estos casos se sentirán más seguros si están escondidos debajo de la cama, ya que los separa de cualquier ruido o estrés caótico.

¿Qué hacer en estos casos? Si el perro es propenso a estos episodios de ansiedad los expertos de la Escuela de Medicina Veterinaria Davis de la Universidad de California sugieren imitar los sonidos que parecen desencadenar su ansiedad, como tormentas o fuegos artificiales, para condicionarlos:

Comenzando con el volumen al mínimo, elogie y trate a su perro cuando no responda negativamente al sonido. Aumentar gradualmente el volumen y continuar reforzando su comportamiento de manera positiva eventualmente lo condicionará de modo que una vez los “temibles” ruidos ya no produzcan una respuesta negativa. Mantener las sesiones de entrenamiento a unos cinco minutos por día y dos o tres veces al día evita que tu cachorro se sienta abrumado.

En cualquier caso, si un perro se esconde debajo de la cama solo para relajarse, probablemente no sea peligroso. Sin embargo, si crees que algo va mal, lo más recomendable es llevarlo al veterinario para tu tranquilidad y la del animal. [The Nest via Mental Floss]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.