¿Por qué EEUU vuelve a comprar gas ruso?

Tres petroleros con gas natural licuado (GNL) ruso ya se han dirigido a EEUU, informó la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova. Un frío anómalo, una pronta llegada del invierno y una reserva baja de gas en instalaciones de almacenamiento subterráneas hacen que EEUU compre GNL en el extranjero.

En unos pocos días, el precio del gas natural en Estados Unidos ha aumentado un 150%. Mientras tanto, las reservas en instalaciones de almacenamiento subterráneas están por debajo del nivel promedio en cinco años. Al mismo tiempo, la demanda de gas natural supera todos los récords, según los datos de la Asociación nacional de proveedores de gas de EEUU.

El exasesor del jefe del Departamento de Energía estadounidense, Charles McConnell, comentó a Sputnik que esta situación lleva a que Estados Unidos vuelva a comprar gas natural licuado a Rusia.

Según el interlocutor de la agencia, EEUU carece de planificación estratégica para este tipo de situaciones, puesto que el negocio está en manos de empresas privadas.

“La estrategia de desarrollo del sector energético de EEUU se basa en la elección de inversores privados. Y esta estrategia no implica crear planes a largo plazo sobre cómo prevenir la situación a la que nos enfrentamos ahora. Las empresas perderán dinero, pagarán mucho dinero por dos, tres, cuatro entregas de donde sea. Y luego todo volverá a la normalidad “, explicó.

Mientras tanto, la situación no es única: el año pasado, la infraestructura de EEUU no pudo hacer frente a la demanda de gas del consumidor debido a un invierno demasiado frío, por lo cual el país se vio obligado a comprar combustible azul en el extranjero. En particular, dos envíos de GNL llegaron al puerto de Boston desde el yacimiento ruso Yamal GNL. Por lo tanto, los participantes del mercado califican a Yamal GNL como proveedor más probable para el mercado estadounidense pese a las sanciones.

Formalmente, en el momento en el que el gas ruso llega a EEUU, este ya no tiene relación con empresas rusas puesto que la mercancía se revende varias veces a otras compañías no sancionadas por EEUU.

Una fuente cercana a Yamal LNG comentó a Sputnik: “No tiene ni idea a dónde van los petroleros y cuál es su destino después de que se vende el gas. Es el comprador quien decide dónde enviarlo”.Al mismo tiempo, la fuente instó a dejar de buscar matices políticos en estos suministros, y llamó a pensar si Estados Unidos podrá garantizar los suministros a la UE en la situación actual.

En este contexto, McConnell opinó que los consumidores europeos no tienen nada que temer.

“La principal obligación de las empresas estadounidenses será garantizar de manera eficiente los contratos con los europeos. De lo contrario, si no son proveedores fiables, otros países no querrán firmar contratos con ellos”, concluyó.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.