Putin enseña a los parisinos su nueva limusina

El presidente ruso, Vladímir Putin, viajó a París para conmemorar el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial. Lejos de pasearse en un automóvil cualquiera, el líder ruso se presentó con su nuevo auto presidencial, el Aurus Senat de la serie Kortezh.

Putin se subió a él nada más llegar al aeropuerto y, de ahí, se dirigió al Arco del Triunfo, donde debía tener lugar la solemne ceremonia junto al resto de líderes mundiales.

El nuevo vehículo se presentó en mayo de 2018. Es el primer automóvil de gama alta fabricado en Rusia en años y el primer híbrido ruso en serie.

El diseño de la carrocería recuerda a un auto soviético, el ZIS-110, que vio la luz en 1945 para cubrir las necesidades de los altos funcionarios. Los únicos mandatarios que llevaron a París sus propios autos fueron los de Estados Unidos y Rusia.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.