¿Racismo y xenofobia? Cómo ‘Masha y el Oso’ se ha convertido en propaganda rusa

Para los niños de todo el mundo solo se trata de una divertida serie de animación, pero para algunos expertos ‘Masha y el Oso’ también forma parte de la propaganda del Kremlin.

Anthony Glees, profesor de la Universidad de Buckingham, Reino Unido, citado en un artículo publicado por The Times comparó a Masha con el mismo presidente ruso. Mientras que el oso, por su parte, sería un personaje creado con la intención de “reemplazar en la mente de los niños la imagen negativa de Rusia con una positiva”, consideró Priit Hobemagi, profesor de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Tallin.

Sputnik conversó con la Doctora Tara McCormack de la Universidad de Leicester para indagar más sobre el tema.Sputnik: ¿Qué piensa usted de las acusaciones hechas por The Times de que esta serie de animación ‘Masha y el Oso’ es propaganda rusa?

Tara McCormack: Creo que la afirmación (en realidad es difícil responder seriamente a esta afirmación porque parece tan ridícula) de que unos dibujos animados de televisión infantil, que, que yo sepa, están hechos en su totalidad por una compañía de producción independiente y tienen muchos seguidores en todo el mundo son una especie de propaganda secreta de Putin… Significa que estamos entrando en el territorio del ‘estilo David Icke’ (escritor inglés famoso por sus rebuscadas teorías conspirativas). Creo que es un territorio tan ridículo.

Sputnik: El profesor Anthony Glees ha descrito carácter luchador del personaje —la niña de la serie— como ‘putinesco’; pero ¿no podría también argumentarse que ella tiene características rusas y entonces, no estaremos en peligro de atacar lo que es ser ruso?

Tara McCormack: Sí, por supuesto, es una producción rusa y cuando se hacen películas y dibujos animados incluso para una audiencia internacional siempre se refleja en algún nivel las características nacionales.Pero la idea de que esta pequeña niña Masha es ‘putinesca’ por tener carácter luchador es muy graciosa. Y hay un elemento un poco extraño aquí cuando terminas diciendo: ya que está hecho en Rusia, tal vez sea una propaganda malvada del Gobierno ruso, lo que es una forma bastante desagradable de ver las cosas.

Sputnik: Hemos visto incluso críticos del Kremlin decir que The Times ha ido demasiado lejos. ¿Existe el peligro de que nos estemos acercando al fervor del antisemitismo de la Alemania nazi en la década de 1930 si continuamos viendo todo lo producido por Rusia como propaganda?

Tara McCormack: Yo no iría tan lejos, y el antisemitismo se está utilizando en este momento en el discurso político británico, así que no es algo con lo que realmente quiera establecer paralelos. Pero creo que ciertamente hay un elemento… estaría más cerca, creo, a algunos de los aspectos del Macartismo de la Guerra Fría. Pero aún no estamos allí… es un contexto político y social muy diferente.Sin embargo, ahora estamos en la etapa en la que podemos decir absolutamente cualquier cosa sobre Rusia y los rusos, que si no fuera por la política nunca diríamos… nunca describiríamos así las obras chinas.

Sí creo que hay un nivel de racismo y xenofobia que está permitido ahora cuando se trata de Rusia. Pero tengo que decir que The Times está liderando el camino en esto. The Times, por lo que puedo ver, ha abandonado casi por completo el reportaje de noticias.

‘Masha y el Oso’ como propaganda de Putin y cada ruso en Londres como un espía del Kremlin. Las afirmaciones son absolutamente alocadas y creo que es una medida de lo ridícula que se ha vuelto la discusión sobre Rusia el hecho de que esto pase sin que haya una protesta.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.