Samsung presenta su primer teléfono plegable, pero no revela su diseño

El día ha llegado. Samsung ha presentado este miércoles un nuevo smartphone que puede marcar un antes y un después en la industria o quedarse por el camino como tantas innovaciones extravagantes. Es el primer smartphone plegable del fabricante coreano, y ha sido creado con ayuda de Google.

Algunos le dicen Galaxy X, pero aún no tiene nombre. Tampoco se conoce su diseño. Solo hemos visto un prototipo con una rudimentaria carcasa rectangular en un escenario intencionadamente oscuro durante un evento para desarrolladores. Pero hemos visto su pantalla, que es lo que importa. Se trata del primer OLED flexible de Samsung y, aunque mide 7,3 pulgadas, puede plegarse por la mitad para caber en cualquier bolsillo. Es una nueva tecnología en la que Samsung lleva años trabajando que ha sido bautizada como Infinity Flex Display.

La pregunta es: ¿por qué íbamos a querer una pantalla OLED flexible en nuestro próximo smartphone? Samsung espera convencernos con dos interesantes argumentos. Por un lado, una pantalla flexible es mucho más resistente que una pantalla rígida (y creo que hablo por todos si digo que estamos un poco hartos de ir por la vida con miedo a que se nos caiga el teléfono). Por otro lado, tiene el tamaño de una tablet —¡de una tablet!— lo que significa que cabe más texto, más vídeo y más de todo. Por ejemplo, una multitarea real con hasta tres ventanas abiertas al mismo tiempo:

El primer teléfono de Samsung con Infinity Flex Display llegará en 2019. Tendrá la pantalla más fina que la compañía haya fabricado jamás gracias a un polarizador un 45% más delgado de lo normal y, según Samsung, podrá plegarse “cientos de miles de veces” gracias a un adhesivo especial. Está por ver si esa junta por la que se dobla el teléfono resiste sin problemas.

Lo que sí tenemos claro es que no será el único teléfono plegable del mercado. La compañía estadounidense Royole ya anunció el FlexPai con pantalla de 7,8 pulgadas y otros fabricantes como Huawei, Lenovo y Xiaomi trabajan en desarrollos similares. La propia Google ha estado trabajando con Samsung para dar soporte nativo a las pantallas flexibles en las próximas versiones de Android. Las intenciones de Google están clara: evitar la fragmentación cuando el resto de fabricantes se sume la tendencia.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.