Secretario general de la ONU preocupado por violencia en la República Centroafricana

El secretario general de la ONU, António Guterres, está preocupado por los recientes brotes de violencia en el sur de la República Centroafricana, comunicó su servicio de prensa.

“El secretario general está preocupado profundamente por un aumento de violencia en los últimos días en la República Centroafricana”, dice un comunicado del servicio de prensa.

Se agrega que “al menos 37 personas fallecieron a causa de una ofensiva contra un campamento de los desplazados internos en la ciudad de Alindao del 15 de noviembre”.Según el comunicado, los islamistas de la UPC (Unión por la Paz en Centroáfrica) fueron responsables por el ataque.

Además, se menciona en el comunicado un ataque contra la base de la misión de mantenimiento de la paz de la ONU en la República Centroafricana (Minusca) que se produjo el 16 de noviembre en Gbambia, en el suroeste del país, y que dejó muerto un pacificador de Tanzania.

El ataque fue realizado presuntamente por los combatientes del grupo armado Siriri.

“El secretario general expresa sus condolencias más profundas a las familias de todas las víctimas, así como al Gobierno de la República Unida de Tanzania, se solidariza con las autoridades y con el pueblo de la República Centroafricana”, dice el texto.

Guterres llamó al Gobierno de la república a llevar a cabo una investigación y castigar a los responsables al subrayar que los ataques contra los cascos azules de la ONU y civiles se consideran un crimen militar.

La misión de la ONU en el país “está decidida a defender a los civiles y contribuir a la estabilización de la situación en la República Centroafricana”, aseguró el secretario general.La situación en la República Centroafricana entró en una espiral de violencia en diciembre de 2013, cuando en la capital, Bangui, se produjeron enfrentamientos entre el grupo islamista Seleka y la milicia cristiana Anti-Balaka.

La ONU estima que el conflicto ha causado desde entonces miles de muertos y hasta un millón de desplazados.

A finales de agosto pasado, las facciones rivales celebraron en la capital sudanesa una reunión en la que acordaron crear una plataforma común para realizar consultas y emprender acciones destinadas a establecer una paz sostenible en el país.

En la declaración aprobada como resultado de las consultas, los grupos armados llamaron también al Gobierno a impulsar el proceso de reconciliación con el apoyo de Rusia, la Unión Europea y las organizaciones regionales e internacionales.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.