Secretos y desafíos de cada episodio: así se elabora la serie rusa ‘Masha y el Oso’

Sputnik ha visitado la sede del estudio Animaccord en Moscú para mostrarte todos los detalles de cómo cobran vida los personajes de la serie de dibujos animados rusos que ha conquistado a los niños de todo el mundo.

La serie infantil animada en 3D sobre las aventuras de la traviesa Masha y su amigo el oso —inspirada en un cuento folclórico ruso del mismo nombre—fue lanzada hace cerca de una década y, a lo largo de los años, se ha hecho popular no solo en su país de origen, sino también alrededor del mundo.

En su visita al estudio Animaccord, la cuna de ‘Masha y el Oso’, Sputnik descubrió todos los detalles del proceso de creación de los dibujos animados.

Todos los episodios empiezan con la historia escrita, es decir, con el guion. Oleg Kuzovkov es el creador de la serie y el autor de los guiones que, posteriormente, se transforman en dibujos animados.

“[El guion] contiene la descripción del episodio, algunas referencias fotográficas y, a veces, algunos personajes y bocetos que discutimos durante el proceso de preproducción”, detalló a Sputnik la directora de la serie, Natalia Malguiná, quien consideró justamente la creación del guion la parte más ardua de todo el proceso.

El siguiente paso es dar vida al ‘storyboard’ —guion gráfico— y animarlo de manera primitiva. Esta animación básica sirve como base para el trabajo de los animadores. Al guion gráfico se agregan las voces de los personajes, que han sido pregrabadas, y una banda sonora provisional de referencia.

Natalia Malguiná, una de las directoras de'Masha y el oso', trabaja en el guion gráfico de un episodio
© SPUTNIK /
Natalia Malguiná, una de las directoras de ‘Masha y el oso’, trabaja en el guion gráfico de un episodio

La siguiente fase es crear el dibujo tridimensional y animar a los personajes.

“En un episodio suelen trabajar unos cinco o seis animadores con distintos niveles de experiencia. El animador jefe ayuda a los animadores con menos experiencia a dejarlo todo perfecto”, detalló la directora.

El animador Serguéi Kuliguin trabaja en la creación de un episodio de la serie
© SPUTNIK /
El animador Serguéi Kuliguin trabaja en la creación de un episodio de la serie

Una vez concluido el proceso de animación, es hora de empezar con la renderización. Renderizar no es más que trabajar minuciosamente en los detalles de los dibujos animados, darles colores vivos y agregarles luces y sombras.

“Cuando está lista la animación y todo nos gusta, la enviamos al departamento de posproducción. Ellos renderizan cada cuadro (…), agregan luces, detallan las superficies, ponen los reflejos…”, explicó Malguiná.

Cuando el episodio está preparado, se graban los efectos especiales, como el sonido de los golpes, de los pasos, por ejemplo. Finalmente, una vez grabada la música, tenemos el producto listo. Al contrario de las voces rusas, que se graban al inicio del proceso, los doblajes a otros idiomas se hacen cuando la animación ya está lista.

Una escena de la animación final de un episodio
© SPUTNIK /
Una escena de la animación final de un episodio

La animación de cada episodio es un proceso largo. Son necesarios hasta nueve meses solamente para animar y renderizar un único episodio de solamente siete minutos. El estudio siempre trabaja en cuatro episodios simultáneamente.

El desempeño del dibujo en YouTube muestra que los esfuerzos merecen la pena. Los 16 canales donde se publican periódicamente nuevos episodios de las aventuras de Masha suman más de 1.000 millones de visualizaciones mensuales. Solamente el canal en español, lanzado a principios del 2016, cuenta con un total de 1.600 millones de visualizaciones y más de 4 millones de suscriptores.

El fenómeno de la animación rusa es tan gigantesco que logró posicionar a uno de los 74 episodios de la serie en la lista de los más vistos en la plataforma digital de vídeos. Estos dibujos animados son de los pocos que han conseguido el Diamond Play Button de YouTube tras haber superado los 10 millones de suscriptores.Para Malguiná, la razón del éxito de ‘Masha y el Oso’ “es el trabajo coordinado de todo el equipo: director, animadores, supervisor, compositor y actrices… Bueno, y por supuesto, el lenguaje universal de los dibujos animados, que no requiere traducción compleja”. Además, cada episodio dura solamente cerca siete minutos y “los niños no se cansan jamás mientras lo ven”, agregó la directora.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.