Stranger Things iba a matar a dos de sus personajes más importantes, pero su éxito lo impidió

Stranger Things se coronó como una de las series más populares y exitosas desde su primera temporada, y no solo en el catálogo de Netflix. Sin embargo, esos primeros ocho episodios iban a tener un final muy diferente: dos de sus personajes principales y más populares iban a morir.

Un nuevo libro llamado Stranger Things: Worlds Turned Upside Down salió a la venta revelando información tras cámaras y del proceso de creación de la serie, incluyendo entrevistas con los creadores, los hermanos Duffer. Uno de ellos, Ross Duffer, comentó que los planes originales incluían la muerte de Eleven (Once) en la primera temporada. Sí, la protagonista iba a morir, al mejor estilo de Juego de Tronos. Sin embargo, el éxito de la serie evitó que sus planes se llevaran a cabo:

“Eleven iba a sacrificarse para salvar el día, ese era el final de todo. Pero una vez que nos percatamos que la serie tenía el potencial de crecer mucho más allá de una sola temporada, necesitamos dejar todo como un gran misterio. Porque en el fondo sabíamos que la serie no funcionaría sin Eleven”.

Pero no solo Eleven iba a morir, Steve también fallecería.

Steve Harrington, el personaje interpretado por Joe Kerry, tenía la muerte asegurada durante la primera temporada, y los creadores de la serie pensaban que a nadie le importaría porque al principio el personaje fue creado como un tipo molesto y desagradable, un bully. Pero al final no fue así, según Duffer, porque aunque “se suponía que Steve solo sería un imbécil molesto” se hizo demasiado popular para matarlo.

El hecho de que la serie originalmente iba a finalizar con la muerte de Eleven parecía el cierre de un ciclo, algo que quizás se trasladará al final definitivo de Stranger Things, que se especula será tras cinco temporadas. Lo único que queda es desear que Steve sobreviva hasta entonces.

Sobre la tercera temporada, que se estrenará en 2019, el libro confirma que el “Mind Flayer” regresará, el  villano de la segunda temporada con aspecto de una especie de araña o ser con tentáculos gigantes, lo que tiene mucho sentido dado que en la temporada anterior solo lograron frenarlo, no destruirlo. [Stranger Things: Worlds Turned Upside Down / Esquire vía Uproxx]

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.