Un monstruoso iceberg de 300 kilómetros cuadrados, cinco veces más grande que Manhattan, acaba de desprenderse de la Antártida

Mientras internet se obsesionaba con ese iceberg rectangular, sucedió algo aún más desconcertante relacionado al hielo en el otro lado de la Antártida.

Icebergs monstruosos se han estado rompiendo de glaciar Pine Island durante los últimos cinco años, lo que supone un signo preocupante de que la Antártida occidental está desestabilizando. El último rompimiento ocurrió el fin de semana. Las imágenes satelitales muestran un iceberg de aproximadamente 300 kilómetros cuadrados (cinco veces el tamaño de Manhattan) que se desprende del frente del glaciar. En comparación, según dijo a Earther la experta de TU Delft, Stef Lhermitte, que el iceberg tabular que se hizo viral en Internet es probablemente de menos de 2,5 kilómetros cuadrados. Es hora de que las masas despierten.

“Lo que es mas notable sobre este evento es que la frecuencia de las rupturas parece estar aumentando”, dijo Lhermitte sobre ese gigante que se desprendió del glaciar Pine Island. En la década de 2000, los llamados “eventos de parto” o ruptura de iceberg de esta magnitud solían ocurrir aproximadamente cada cinco años. Pero desde 2013, ha habido cuatro eventos, incluyendo uno el año pasado.

Los icebergs se desprenden del frente de los glaciares en forma regular porque los glaciares son gigantescos ríos de hielo. A medida que el hielo río arriba fluye hacia el mar, ejerce una presión tremenda sobre el hielo que se encuentra debajo, lo que hace que los icebergs se rompan.

Pero lo que ha estado ocurriendo en el glaciar Pine Island en los últimos años podría ser una señal de que el flujo está aumentando. Las imágenes satelitales creadas por Lhermitte muestran que el tamaño del frente de ruptura o parto se redujo lentamente durante décadas, pero aceleró en los últimos años, lo que incluye un encogimiento en el glaciar de casi 5 kilómetros desde el año 2015.

El frente de parto o ruptura del glaciar Pine Island con el paso del tiempo.
GIF: Stef Lhermitte.

Toda esa actividad ha contribuido a hacer que el glaciar Pine Island sea el glaciar que disminuye más rápido en la Tierra. Además, el hielo se ha adelgazado aproximadamente un metro por año en los últimos 15 años, al tiempo que ha arrojado unas 45.000 millones de toneladas por año. Gran parte de eso es impulsado por el agua caliente que se lo come desde abajo.

Si la desintegración continúa, existe la preocupación de que pueda provocar una inestabilidad en el acantilado de hielo marino, donde las paredes de hielo en el frente de ruptura se vuelven progresivamente más altas debido a la pendiente descendente del fondo marino. Se espera que esto haga que el hielo restante se tambalee, como una torre de Jenga en constante crecimiento, y podría conducir a una ruptura aún más rápida de los glaciares, lo haría e que el nivel del mar incremente.

“Los cambios en PGI, en términos de pérdida de masa y desplazamiento de la plataforma de hielo, son quizás más importantes para el aumento futuro del nivel del mar, ya que la región de PGI (y Thwaites) podría ser una de las importantes para la futura pérdida de masa en la Antártida”, dijo Lhermitte, refiriéndose a el glaciar por sus siglas en inglés (PGI) y a Thwaites, su vecino de al lado.

Así que olvídate del monstruo rectangular y pon atención al verdadero problema.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.