Un templo transformado en fortaleza para permitir el acceso a las mujeres en India

La policía india desplegó importantes medidas de seguridad este viernes para permitir el acceso a las mujeres a un gran templo hindú en el sur de India, ante la hostilidad de los tradicionalistas, un mes después de los primeros enfrentamientos.

En septiembre, el Tribunal Supremo de India revocó la prohibición de larga data impuesta a las mujeres en edad de menstruación (entre 10 y 50 años) de entrar en el templo hindú de Sabarimala. Desde entonces, el templo ha sido objeto de un enfrentamiento entre los defensores de los derechos de las mujeres y los extremistas hindúes.

Los defensores de las mujeres consideran que la prohibición de entrada es una creencia arcaica y patriarcal que estipula que las mujeres con regla son impuras. En cambio, los tradicionalistas argumentan que las mujeres pueden acceder a la mayoría de los templos hindúes y que la situación de Sabarimala es una práctica particular, por lo que no lo consideran antimujeres.

Más de 3.400 agentes de policía, muchos de ellos equipados con material antidisturbios, fueron desplegados en los caminos de acceso al templo, ubicado en el Estado de Kerala, según fuentes oficiales. La última vez que un grupo de mujeres intentó acceder al templo tras la sentencia, estallaron enfrentamientos.

Este viernes, cerca de 700 mujeres se inscribieron para visitar el sitio, que abre sus puertas justo antes del inicio de un festival hindú que dura hasta mitad de enero. En ese lapso de tiempo, cientos de miles de fieles deben hacer el viaje hasta el santuario, ubicado a cuatro horas de camino en un alto de una colina.

– Activista bloqueada –

AFP/Archivos / Chandan KhannaManifestacón del grupo de derechas Hindu Sena protestan contra la decisión del Tribunal Supremo de permitir a las mujeres de cualquier edad entrar al templo de Sabarimala, el 4 de octubre de 2018 en Nueva Delhi

Centenares de manifestantes hindúes se reunieron en el aeropuerto de Kochi, a cerca de 150 km del santuario, para tratar de impedir que la activista por los derechos de las mujeres Trupti Desai salga del recinto para llegar al templo.

“Hemos intentado varias veces tomar taxis pero los manifestantes les prohíben llevarnos. Los amenazan”, dijo a la televisión india. “Hasta los policías dicen que no pueden ayudarnos a salir del aeropuerto porque el número de manifestantes aumenta y se vuelven violentos. Hace poco, trataron de sacarnos por una puerta secundaria pero nos vieron y atacaron a los coches”.

“Vamos a desplegar 15.200 policías alrededor del templo durante toda la temporada, hasta el 15 de enero”, declaró a la AFP Pramod Kumar, portavoz de la policía del Estado de Kerala.

A mediados de octubre, varios enfrentamientos estallaron entre las fuerzas de seguridad y los extremistas, que habían impedido a las mujeres acceder al templo lanzando piedras a los policías y a las periodistas. Alrededor de 2.000 personas fueron detenidas.

El partido nacionalista hindú Bharatiya Janata (BJP), del primer ministro indio Narendra Modi, señaló entonces que sus seguidores habían sido injustamente detenidos.

“El BJP apoya a los fieles”, declaró a la AFP P.S Sreedharan Pillai, dirigente del partido en Kerala, el Estado en el que rige un gobierno comunista. “Los comunistas son ateos que quieren la destrucción de la cultura del templo de Sabarimala”.

Las autoridades estatales dicen que están decididas a que las mujeres puedan entrar en el templo esta vez. Según la prensa local, la policía está considerando incluso la posibilidad de transportarlos al lugar en helicóptero.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.