Una fuente desconocida de calor geotérmico está derritiendo las capas de hielo de la Antártida

Una reciente investigación del British Antarctic Survey sugiere que bajo las capas de hielo de la Antártida Oriental se encuentra una gran fuente desconocida de calor geotérmico que estaría derritiendo y acelerando el deshielo en la zona, de abajo hacia arriba.

El estudio fue posible gracias al uso de las lecturas de radar tomadas por un avión sobre el continente congelado. El radar pudo penetrar a través de tres kilómetros de hielo para mapear las condiciones debajo de él. Y es que a medida que la base de la capa de hielo de la Antártida se derrite, el agua del deshielo se drena y llena los lagos subglaciales río abajo.

Un proceso que ahora mismo no preocupa para la pérdida de hielo, pero el equipo internacional de científicos dice que podría causar una fusión más rápida en el futuro, ya que el agua y el hielo pueden escapar más fácilmente. Según el investigador principal Tom Jordan:

El proceso de fusión que observamos probablemente se ha llevado a cabo durante miles o incluso millones de años y no contribuye directamente al cambio de la capa de hielo. Sin embargo, en el futuro, el agua adicional en el lecho de la capa de hielo puede hacer que esta región sea más sensible a factores externos como el cambio climático.

Image: Lo que podría estar sucediendo en partes de la Antártida Oriental (Tom Jordan)

El equipo cree que las rocas radioactivas y el agua caliente que brota desde el interior de la corteza terrestre está contribuyendo a este derretimiento adicional, basado en observaciones realizadas hasta 750 kilómetros tierra adentro desde la costa. Para Jordan:

No podemos estar seguros al 100% de lo que está causando el derretimiento, pero las hipótesis de las rocas y el agua caliente parecen ser más que probables.

Además, esta fuente vendría a sumarse a otras encontradas en el pasado. Un estudio publicado en 2018 sugirió que también se estaba produciendo una gran cantidad de “calefacción” subterránea en la Antártida Occidental, posiblemente derritiendo el hielo más rápido de lo que puede acumularse.

Hace unos meses, en julio pasado, los científicos anunciaron que habían descubierto lo que podría ser otra fuente de calor volcánico debajo de la Antártida, esta vez debajo del glaciar Pine Island.

Cuenta el equipo que el próximo paso será tratar de descubrir más sobre la fuente y cómo estas rocas calientes podrían influir en los cambios de hielo del futuro. “Hemos demostramos que incluso en el interior continental más antiguo, la geología subyacente puede tener un impacto significativo en el hielo”, reclama Jordan. [Nature vía ScienceAlert]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.