Victoria para Navalni ante el Tribunal Europeo de DDHH

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó este jueves a Rusia por arrestar varias veces a Alexéi Navalni y reconoció que las detenciones tenían carácter “político”, una victoria para el principal opositor de Vladímir Putin.

El “motivo político subyacente a sus arrestos representaba un aspecto fundamental del caso”, indicó el tribunal en su decisión, que no se puede recurrir, y afirmó que dos de estas detenciones tenían como objetivo “sofocar el pluralismo político”.

El presidente de la cámara alta, la instancia suprema de la Corte, leyó la decisión en presencia del opositor ruso, que finalmente fue autorizado por Moscú a viajar a Estrasburgo (Francia).

“Estoy muy contento, incluso muy feliz”, reaccionó Navalni, de 42 años, que vino a Estrasburgo a presenciar la lectura del juicio. En primera instancia, los jueces no reconocieron la naturaleza política de las detenciones.

“Estoy muy satisfecho y esta decisión tiene un enorme significado para mí pero también para muchas otras personas en Rusia que sufren este tipo de detenciones todos los días”, dijo el opositor ante la prensa.

Ni Rusia ni Navalni podrán recurrir la sentencia, que es firme. Ambos habían recurrido la decisión de primera instancia.

El tribunal también determinó que se violó el artículo 11 de la Convención (derecho a la libertad de reunión y de asociación) porque “dos de las detenciones carecían de objetivo legítimo y las otras cinco no eran necesarias en una sociedad democrática”.

El tribunal “también recomendó (…) que el gobierno tome medidas para garantizar el derecho a la libertad de reunión pacífica en Rusia”.

En consecuencia, Rusia fue condenada a pagar 50.000 euros por daños morales a Navalni, 1.025 euros por daños materiales y 12.653 euros por costes y gastos.

Navalni prevé que Rusia no aplique la sentencia. “Ignorará la decisión y dirá que la justicia europea tiene motivaciones políticas (…), es la reacción normal del gobierno ruso”, estimó.

El opositor quería salir de Moscú el martes para ir a Estrasburgo via Fráncfort pero el servicio federal ruso de oficiales judiciales le impidió salir.

Finalmente, tras pagar una multa de 2,1 millones de rublos (27.400 euros), el abogado de 42 años pudo abandonar Rusia el miércoles.

El opositor ya se había presentado a la audiencia de la Corte el pasado 24 de enero, cuando denunció el acoso de las autoridades rusas.

En febrero de 2017, el tribunal dictaminó en primera instancia que Rusia había violado sus derechos a la “libertad”, a la “libertad de reunión” y a un “juicio justo”, protegidos por la Convención Europea de Derechos Humanos. Pero entonces la Corte no reconoció las “motivaciones políticas” denunciadas por Navalni.

Entre 2012 y 2014 el activista anticorrupción fue detenido siete veces por la policía rusa coincidiendo con manifestaciones políticas contra el gobierno del presidente Vladímir Putin.

En cada caso, fue llevado a una comisaría, detenido durante varias horas y acusado de un delito administrativo por “violación del procedimiento establecido para la realización de actos en un lugar público” o por “desobediencia a una citación legal de la policía”.

Según el TEDH, todos los cargos dieron lugar a un juicio, al final del cual fue declarado culpable de un delito.

En cinco ocasiones, fue condenado a una multa de entre 1.000 y 30.000 rublos (entre 13 y 395 euros) y en otras dos ocasiones a detenciones administrativas de entre siete y 15 días.

Navalni fue declarado ineligible para las elecciones presidenciales del pasado 18 de marzo y había llamado a boicotear los comicios. Vladímir Putin ganó las elecciones con más de 76% de los votos.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.