El verdadero objetivo del supuesto ataque químico contra Alepo

Mediante un supuesto ataque químico en Alepo, los grupos terroristas querían imponer su exigencia para que se cambiaran las cláusulas del acuerdo de Sochi, según dijo el profesor de la Universidad de Damasco Basam Abu Abdalá.

El profesor sirio considera que el supuesto ataque químico en Alepo fue perpetrado en vísperas de las negociaciones en Astaná de manera deliberada. Según Basam Abu Abdalá, los terroristas tenían como objetivo frustrar la regulación pacífica del conflicto sirio e impedir la creación de una zona desmilitarizada en Idlib.

“Rusia y Turquía necesitan arreglar varios problemas que surgieron tras la firma del acuerdo de Sochi y continuar transitando el camino hacia una resolución de la crisis en Idlib. Turquía debe cumplir sus compromisos contraídos en Sochi, que están relacionados con la retirada de armas pesadas, sistemas de lanzacohetes múltiples, tanques y morteros de todos los grupos de la oposición, que están situados en una zona a 15 kilómetros de profundidad”, recalcó el interlocutor de Sputnik.Además, Abu Abdalá considera que es necesario que se abran las carreteras Hama-Alepo y Alepo-Latakia. Todos estos objetivos, según el profesor, deben cumplirse por la vía pacífica, evitando enfrentamientos militares.

“Algunos grupos terroristas buscan conseguir que se revise el acuerdo de Sochi. (…) Con el [supuesto] ataque terrorista pusieron sobre la mesa su exigencia para que se cambiara el documento firmado en Sochi. Pienso que será uno de los temas que el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, abordarán en la próxima reunión en Astaná”, agregó.

Entre 73 y 107 personas, según diversas fuentes, fueron ingresadas en hospitales de Alepo con síntomas de asfixia después de que grupos armados lanzaran el 24 de noviembre municiones químicas —proyectiles cargados con cloro, según las informaciones preliminares- contra la zona residencial de Al Jalidiya.A su vez, el asesor del enviado especial de la ONU para Siria, Jan Egeland, declaró el 29 de noviembre que Naciones Unidas no está al tanto de quién realizó el ataque en Alepo con el supuesto uso de armas químicas y advirtió que si se confirma el uso de estas armas allí, será un crimen de guerra.

Una nueva ronda de negociaciones de alto nivel sobre Siria empezó el 28 de noviembre en la capital kazaja. Representantes del Gobierno y de la oposición siria, así como observadores de la ONU y Jordania, participan en esta reunión.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas. La solución de la crisis se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.