Ingenieros del gobierno perforan por error un yacimiento prehistórico de hace 6.000 años cercano a Stonehenge

Un equipo de trabajadores públicos acaba de perforar un agujero de 3,5 metros de profundidad en la excavación arqueológica de Blick Mead, a solo 2,4 kilómetros de Stonehenge. Aparentemente, la operación de prospección ha dañado un valioso yacimiento y los arqueólogos están furiosos.

El hecho de que una estructura que se ha conservado durante 6.000 años se haya destrozado en solo 25 minutos es un duro golpe” explica el arqueólogo que dirige los trabajos en Blick Mead, David Jacques. “Es absoluto vandalismo. Llevamos excavando cuidadosamente el área con pinceles desde 2005 solo para que vengan a perforar a lo bestia con un taladro”, añade Jacques.

Aspecto de la plataforma en la que trabajaban los arqueólogos
Photo: Universidad de Buckingham (BBC)

El supuesto acto de vandalismo institucional es una prospección realizada para estudiar la humedad del terreno de cara a la construcción de un túnel. El paso subterráneo forma parte del ramal A303 un proyecto que pretende conectar dos autopistas cercanas (la M3 y la M5) actualmente saturadas de tráfico.

El proyecto de ramal tiene un presupuesto de 1.600 millones de libras y ayudará a descongestionar las autopistas, pero su proximidad a Stonehenge le ha valido duras críticas por parte de la comunidad científica. Los arqueólogos temen que las obras dañen de forma irreparable los yacimientos arqueológicos que rodean Stonehenge como el de Blick Mead y que son cruciales para comprender el propósito del popular conjunto megalítico. Stonehenge es solo el centro de un descomunal complejo religioso con múltiples estructuras concéntricas y otras tan alejadas com Blick Mead.

Aspecto de la prospección realizada por Autopistas de Inglaterra
Photo: Unmiversidad de Buckingham (BBC)

¿Cuales han sido los daños exactamente? Según David Jacques y su equipo, la perforación ha atravesado una plataforma de terreno en la que están trabajando y que contiene lo que parece ser una estructura y restos orgánicos entre los que destacan huellas de Auroch, un mamífero extinto contemporáneo a Stonehenge.

El caso es que Autopistas de Inglaterra niega tajantemente las acusaciones de Jacques o que se hayan producido daños en los estratos que forman el yacimiento. Según un comunicado hecho público por la institución, la construcción del túnel no afectará a las zonas de valor arqueológico y la prospección se ha realizado con arreglo a las normas y hasta con la presencia de un arqueólogo durante la intervención.

De hecho, los portavoces han pedido a Jacques que aclare la situación porque al parecer la prospección se realizó a petición suya y el punto donde iba a hacerse fue debidamente comunicado por correo electrónico. Una de las preocupaciones del arqueólogo es que el túnel drene el agua del terreno y rompa la plataforma en la que los científicos trabajan.

De momento, Jacques y miembros de Autopistas de Inglaterra se han reunido en Blick Mead para hacer un balance de daños. [vía BBC]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.