ONU: fragilidad del clima amenaza seguridad alimentaria

Alimentar a un planeta hambriento es una tarea cada vez más difícil ya que el cambio climático y el agotamiento de la tierra y otros recursos socavan los sistemas alimenticios, dijo el miércoles la Organización para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas (FAO), que renovó su llamado para promover mejores políticas y tecnologías para erradicar el hambre.

El incremento de la población requiere un suministro de alimentos más nutritivos a precios asequibles, pero incrementar la producción agrícola es complicado por la “fragilidad de la base de los recursos naturales” ya que los humanos han agotado la capacidad del planeta en términos de tierra, agua y cambio climático, apuntó el reporte.

Unos 820 millones de personas sufren malnutrición en todo el mundo. La FAO y el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias presentaron su informe en el comienzo de una conferencia global que busca acelerar los esfuerzos para erradicar el hambre en el mundo.

La seguridad alimentaria sigue siendo frágil para millones de personas que carecen de acceso a dietas nutritivas asequibles y adecuadas por varios motivos, principalmente por la pobreza.

Pero también se ha visto amenazada por las revueltas civiles y otros conflictos. En Yemen, donde miles de civiles perdieron la vida en ataques aéreos de una coalición liderada por Arabia Saudí, la ONG Save the Children dijo que 85.000 niños menores de cinco años murieron de hambre o enfermedades a causa de la guerra.

En Afganistán, una grave sequía y el conflicto con los insurgentes causaron más de 250.000 desplazados, según ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados.

El número de personas que pasa hambre o padecen malnutrición en el mundo aumentó hasta niveles inéditos desde la década pasada, explicó el director general de la FAO, José Graziano da Silva.

“Tras décadas de avances en la lucha contra el hambre, este es un serio revés y la FAO y otras agencias de la ONU, además de gobiernos miembro y otros socios, están muy preocupados”, declaró Graziano da Silva en un discurso grabado emitido durante la conferencia.

El hambre sigue siendo más severa en África, pero el mayor número de gente malnutrida está en la región Asia-Pacifico, según el informe. Las buenas políticas públicas y la tecnología son clave para mejorar la situación, agregó.

La FAO estima que la demanda de comida aumentará en un 50% entre 2013 a 2050. Los agricultores pueden expandir las tierras en uso para ayudar a compensar la diferencia, pero esta opción está limitada en lugares como Asia y el Pacifico y la urbanización está ocupando terrenos que en su día se emplearon para cultivar.

El incremento de la producción agrícola más allá de los niveles sostenibles puede causar daños permanentes a los ecosistemas, apuntó el reporte destacando que suele provocar la erosión del suelo, contaminación por plástico, pesticidas y fertilizantes y una pérdida de biodiversidad.

China destruye 12 millones de grano contaminado cada año, una pérdida de casi 2.600 millones de dólares, según el reporte.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.