Qué pasa si te saltas marchas en un vehículo con cambio manual

Es posible que te lo hayas preguntado alguna vez, o incluso que te haya ocurrido en carretera: vas a cambiar de marcha y pasas sin darte cuenta de 2 a 4, o al revés, de 4 a 2. Según el caso, esto es lo que le puede ocurrir a tu vehículo, y así es como deberías reaccionar.

Lo explican los chicos de Engineering Explained, quienes pasan a desgranar las tres posibilidades que existen. O saltarte marchas subiendo, bajando, o con el vehículo parado.

Empecemos por saltarse marchas en sentido ascendente. Las transmisiones manuales por su propio diseño te permiten elegir cualquier marcha en cualquier momento, lo cual no significa necesariamente que debas hacerlo aunque por diseño lo permitan.

En realidad, para el cambio ascendente no hay problema si por ejemplo estás en segunda y quieres cambiar a cuarta velocidad. Para ello, lo único que debes hacer es esperar un poco más una vez que presionas el embrague para que caigan las revoluciones, porque como vas a usar una marcha más alta estarás a menos revoluciones.

Como muestran los chicos en EE, si liberas el embrague rápidamente, lo que va a pasar es que el coche va a pegar una sacudida: es el motor y luego las ruedas tratando de igualar las velocidades. Como consecuencia de ello provocará un poco de desgaste del embrague y podría alterar levemente el balance del auto.

En cualquier caso, saltarse marchas hacia arriba no es tan importante como hacerlo en sentido descendente. En estos casos también se puede hacer, pero debes asegurarte de sincronizar las revoluciones.

Para ello y como vemos en el vídeo, debes darle un poco de gas cuando vayas a bajar a la velocidad, de modo que llevas las RPM en las que deberías estar en la marcha a la que buscas descender. De esa manera no alteras el equilibrio del auto y tienes una transición suave.

Ocurre que muchas veces esto pasa de forma accidental. En estos casos, si no sincronizas las revoluciones correctamente, lo que puede pasar es que alteres el equilibrio del coche e incluso puedes llegar a bloquear las ruedas traseras. Dependiendo de la velocidad y la carretera en la que te encuentres puede ser de peligroso a extremadamente peligroso.

Image: Road & Track

Además, también vas a tener un desgaste adicional del embrague porque lo que estás haciendo es decirle al motor que coincida con la alta velocidad a la que el embrague está girando cuando estás en una marcha baja.

Por último, el tercer escenario sería omitir una marcha estando detenidos. Es decir, si el automóvil está parado, no se está moviendo, ¿podemos comenzar en segunda o tercera velocidad?

Desde EE explican que sí, pero en zonas con nieve y con poca tracción, en un vehículo de transmisión manual se debe hacer con precaución en primera porque puede ser más fácil prevenir el deslizamiento.

No obstante, si quieres comenzar en segunda también puedes hacerlo, entendiendo que vas a tener un mayor desgaste del embrague. [Engineering Explained]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.