Contraataque de EI en Siria contra fuerza árabo-kurda deja 32 muertos

Al menos 32 combatientes murieron durante contraataques del grupo Estado Islámico (EI) contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza kurdo-árabe apoyada por Estados Unidos, en el este de Siria.

Los contraataques lanzados por el EI el domingo, aprovechando una tormenta de arena y las malas condiciones climáticas, causaron la muerte de 23 combatientes de las FDS mientras que nueve combatientes yihadistas también murieron, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Apoyada por la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, las FDS lanzaron en septiembre una ofensiva contra el último reducto del EI en la provincia oriental de Deir Ezzor, no lejos de la frontera con Irak.

En las últimas semanas, el avance de las FDS fue frenado por mortíferos contraataques del EI, que supo aprovechar el mal tiempo.

El domingo por la noche, EI reutilizó nuevamente la táctica. “Utilizando dos kamikazes, el EI lanzó contraataques mortíferos contra las FDS en tres ejes, en particular en las localidades de Susa y Al Shaafa”, dijo a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Los enfrentamientos duraron toda la noche, pero el lunes por la mañana las FDS volvieron a la ofensiva, recuperando las posiciones perdidas, precisó Rahman.

AFP / Delil SOULEIMANUn combatiente árabo-kurdo de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en Qamishli el 6 de diciembre de 2018

“Por los pocos efectivos que tiene, EI no logró consolidar el control de sus posiciones”, subrayó.

– Minas y francotiradores –

A pesar de los numerosos reveses, los combatientes árabes y kurdos de las FDS conquistaron los últimos meses la mayoría de las localidades del bastión yihadista, cada vez más reducido.

El sábado, las FDS conquistaron Al Shaafa, indicó el OSDH. Los yihadistas siguen controlando Susa, Baghuz y las zonas agrícolas aledañas, agregó la fuente.

“Las líneas de defensa de EI se quebraron. Los yihadistas recurren a francotiradores y ataques relámpago”, precisó Rahman añadiendo que las minas colocadas por los yihadistas son las que frenan el avance de las FDS.

Según los expertos, los yihadistas acorralados son combatientes conscientes de que ya no tienen nada más que perder.

Antes de la caída de EI en este último sector, la coalición internacional estimaba en 2.000 los yihadistas presentes allí, principalmente combatientes extranjeros y altos mandos.

AFP / Kun TIANGuerra en Siria: cerca de 370.000 muertos

Más de mil yihadistas murieron desde septiembre, así como 602 combatientes de las FDS, según el OSDH. Unos 367 civiles, de ellos 130 niños, también murieron, indica la misma fuente.

Tras conquistar de manera relámpago amplias regiones en Siria e Irak en 2014, el “califato” autoproclamado de EI ya casi no existe.

Sin embargo, la organización yihadista sigue demostrando su capacidad para golpear con atentado en la región y en el extranjero.

Además de sus posiciones en el este sirio, los yihadistas se desplegaron en un sector del desierto sirio que se extiende del centro del país hasta la provincia de Deir Ezzor. Allí se registran enfrentamientos esporádicos con las fuerzas del régimen de Bashar al Asad.

El conflicto en Siria comenzó en 2011 con la represión de manifestaciones. La guerra dejó de momento más de 360.000 muertos y millones de desplazados. El conflicto se volvió más complejo con la participación de las potencias internacionales y regionales.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.