El bloqueo del gobierno de EEUU en cinco preguntas a un veterano

Patrick Griffin trabajó en la Casa Blanca durante la presidencia del demócrata Bill Clinton y participó en las negociaciones con los republicanos durante el bloqueo del gobierno en 1995, que duró 21 días y fue el más extenso de la historia reciente de Estados Unidos.

En aquella ocasión, la parálisis del gobierno federal fue total y comenzó un día 15 de diciembre también por una disputa presupuestaria.

Hoy profesor de la American University, Griffin analiza la actual parálisis parcial -o “shutdown”- del gobierno del presidente Donald Trump, que comenzó el 22 de diciembre a falta de un acuerdo en el Congreso sobre la inclusión en el presupuesto de fondos para construir un muro en la frontera con México, que exige el mandatario para frenar la inmigración ilegal.

– Las negociaciones parecen estancadas ¿Cuándo habrá movimiento? –

“Esto será una especie de ‘¿quién parpadea primero?’. Cuando lo hicimos en los 90, pensábamos que teníamos mejores razones que ellos y resultó que lo logramos. Y ellos no solo parpadearon, sino que nosotros conseguimos prácticamente todo lo que queríamos. Y ellos también resultaron afectados por eso”, dijo Griffin.

“Alguien parpadeará. Y no en un futuro muy lejano”.

– Evaluación de la estrategia demócrata –

“Lo real es que ahora en medio de las vacaciones de fin de año nadie le presta mucha atención… pero cuando la batalla llegue al público en general, creo que los mensajes del lado demócrata serán más agresivos”, dijo Griffin.

“Mi conjetura es que Trump está ganando con sus bases electorales pero no creo que esté ganando en el público en general. Pero eso puede cambiar. Y cuando los demócratas tomen el control (de la Cámara de Representantes en enero), la pelea tomará un cariz diferente”.

– ¿Cuáles son las posibles soluciones? –

“No sé dónde puede estar el acuerdo. No se si está en algunos dólares más o si Trump será muy creativo. Él tiene el potencial (para serlo). Creo los demócratas le darían algo de dinero, si hiciera algo por el DACA [un programa de protección para migrantes llegados de niños a Estados Unidos que Trump quiere derogar], pero eso caería mal en su base política”, estimó.

– ¿Cómo fue el bloqueo de 1995? –

“Es algo muy duro. Uno toma la decisión y hay muchos puntos de consideración para tomarla… Uno hace un muy cuidadoso análisis de lo que hará y de lo que ellos harán y uno va tan lejos como puede”, opinó sobre las consideraciones tomadas del lado del gobierno para no ceder antes de llegar al “shutdown”.

“Uno no quiere que el presidente quede a su suerte, socavándose. Y el presidente Clinton era algo proclive a eso, pero pudo ser orientado y en consecuencia nuestra disciplina y nuestro mensaje se impusieron… Ahora, con Trump, uno nunca sabes qué puede pasar. Y tampoco se sabe a quién estará escuchando”.

– ¿Deben derogarse los bloqueos? –

“Es una tensión constitucional entre el Congreso y el poder Ejecutivo. El ejecutivo propone y el Congreso dispone. De manera que ellos tienen el poder del erario. Y eso es algo que mantiene en su debido lugar a los pesos y contrapesos del poder. Aunque parezca desordenado, aunque parezca una cuestión de quién ganará o perderá, es una tensión histórica importante que no debemos desechar”, aseguró Griffin.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.